«Sadam no fue juzgado por la matanza de los kurdos porque EE.UU. la ignoró»

MERCEDES GALLEGOCORRESPONSALNUEVA YORK. Si los senadores Hillary Clinton y Barak Obama tiran su sombrero a la arena presidencial, el congresista de Ohio Dennis Kucinich, de 60 años, tendrá pocas

MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK.
Actualizado:

Si los senadores Hillary Clinton y Barak Obama tiran su sombrero a la arena presidencial, el congresista de Ohio Dennis Kucinich, de 60 años, tendrá pocas oportunidades de alzarse con la nominación del Partido Demócrata, como aspira, pero como mínimo habrá logrado subir el listón de Irak en la agenda electoral.

En un momento en que los demócratas se debaten entre la tesitura de oponerse a la guerra sin cortar fondos militares, Kucinich es rotundo: ni más tropas ni más dinero. Eso no quiere decir que el hombre que fuese alcalde de Cleveland a los 31 años pretenda abandonar a los iraquíes a su suerte, sino todo lo contrario. El detallado plan de 12 pasos que presentó ayer incluye esfuerzos para estabilizar el país con la ayuda de la comunidad internacional y reflotar su economía, pero sólo después de haber sacado a todas las tropas estadounidenses, cerrar las bases y sustituirlas por cascos azules, la mayoría de origen musulmán.

Entre los aspectos más controvertidos de su alternativa, que relata a ABC, destaca el regreso de todos los contratistas americanos en Irak, a los que acusa de corruptos, y abandonar los esfuerzos de privatización petrolera «para acabar con la sospecha de que la ocupación estuvo influenciada por el deseo de ganar control sobre los bienes petroleros de Irak». Sin duda la más polémica es la de compensar económicamente a todas las víctimas e, incluso, hacerse cargo de los huérfanos que ha dejado el conflicto mendigando por las calles.

-¿Cómo va a convencer a los estadounidenses de que tienen que pagar reparaciones a los iraquíes?

-Esa gente ha perdido todo lo que ha construido en su vida. Tenemos una obligación moral con el pueblo de Irak para ayudarles a reparar los daños, lo dice la Biblia. Cada una de las grandes religiones del mundo entiende la importancia de las reparaciones, es el equivalente a sanar en la fe judía. Y eso, de camino, es parte del plan que nos permitirá traer la paz a Irak y unir a todos los partidos. No podemos provocar tremendos daños en Irak con una guerra ilegal y luego marcharnos. Si hubieras perdido a miembros de tu familia o tuvieras tu casa destruida, ¿por qué querrías paz a menos que hubiera alguna forma en la que la gente tratase de compensarte por lo que ha ocurrido?

-¿Una especie de Plan Marshal?

-Esto es diferente, porque EE.UU. ha llevado a cabo una guerra ilegal que violaba la legalidad internacional. No teníamos ningún derecho a ir allí, puerta por puerta, matando gente. No teníamos ningún derecho a tirar bombas en Irak, porque Irak no nos había atacado ni tenía nada que ver con el 11-S. No teníamos autorización de la ONU ni estábamos defendiendo a nuestro país al hacerlo. Estábamos invadiendo y ocupando ilegalmente otra nación. La única manera en la que podremos liberarnos de la tragedia iraquí es tomar medidas para reparar el puente y sanar a esa nación de las injusticias que hemos provocado.

-¿Qué piensa de la forma en la que fue ejecutado Sadam Husein?

-Es obvio que era consistente con la política de este gobierno. Hay una pregunta mayor: ¿Por qué Sadam no fue juzgado por la muerte de miles de kurdos que fueron gaseados con armas químicas y biológicas?

-¿Y la respuesta es?

-Porque el gobierno de EE.UU. en ese momento era totalmente consciente de los ataques que se estaban lanzando contra los kurdos, pero porque querían proteger las relaciones con Irak eligieron ignorarlo y no criticarlo o minimizarlo deliberadamente, y creo que eso hubiera salido en el juicio.

-¿Cómo van a lograr involucrar a la comunidad internacional?

-Si acabamos la ocupación, retiramos nuestras tropas y cerramos las bases querrán participar, pero en este momento la comunidad internacional no tiene ningún incentivo. Mientras estemos ocupando, ¿quién va a querer ayudar a EE.UU. en esa situación?

-Los líderes de su partido dicen que no cortarán los fondos para Irak.

-Yo voy a intentar unir al Partido Demócrata. Recuerde que en octubre de 2002 organicé a 125 demócratas para que votasen en bloque contra la resolución de Irak.

-Algunos, como Hillary Clinton, ni siquiera reconocen que votar por la guerra fuera un error.

-De los candidatos que se presentan soy el único que ha votado tanto en contra de la guerra como de las partidas para financiarla. En el Senado ha habido 14 votaciones para apropiaciones económicas, de las que la senadora (Hillary) Clinton ha votado a favor de todas, como el senador (John) Kerry. El senador (John) Edwards (que se retiró en 2004) votó por las 4 que se presentaron antes de irse, el senador (Barak) Obama (que entró en el año 2005) ha votado a favor de las ocho (presentadas durante su legislatura). No es coherente decir que estás en contra de la guerra pero votar a favor de financiarla. La senadora Clinton ha sido consistente en su apoyo a la guerra. Los demás han cambiado su posición; eso es legítimo, pero en el curso de la campaña habrá que determinar si ya no están a favor de las guerras preventivas y los ataques unilaterales.