Los padres cubanos José Conrado y Castor Álvarez (d), oficiando una misa en la sede de las Damas de Blanco
Los padres cubanos José Conrado y Castor Álvarez (d), oficiando una misa en la sede de las Damas de Blanco - martinoticias.com

Un sacerdote cubano viaja al Vaticano para reclamar libertades democráticas

El padre Castor José Álvarez Devesa, uno de los tres firmantes de la carta a Raúl Castro sobre libertad electoral, de expresión y religiosa, ha asegurado en Madrid que la oposición en la isla «es muy grande»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El sacerdote cubano Castor José Álvarez Devesa, firmante con dos compañeros de una carta pública a favor de las libertades democráticas en su país, se propone informar personalmente a las autoridades del Vaticano sobre la realidad política y social que vive el país caribeño. Invitado por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, explicó este martes en Madrid a la prensa que se disponía a viajar esa misma tarde a Roma, a la espera de que algún responsable de la Santa Sede pueda recibirlo, como ha solicitado. «Si nos quiere recibir el Papa, por supuesto que estaríamos contentos», enfatizó el sacerdote, que también tiene nacionalidad española.

Álvarez Devesa consideró que importante que la Santa Sede ayude en la unión de las conferencias episcopales cubana y venezolana porque lo que está pasando en Venezuela tiene «mucho que ver con Cuba». Por eso, es bueno «unir las experiencia de ambos países y ambas iglesias y que podamos ayudarnos mutuamente», argumentó, y servir a los respectivos pueblos con la Doctrina Social de la Iglesia. No obstante, precisó que la situación de ambos pueblos es diferente, son dos momentos «distintos de un mismo sistema».

A preguntas de los periodistas, comentó que la cuestión política y de los derechos humanos no está desentendida de la Doctrina Social. Reconoció que acudir al Vaticano es decisión personal, en principio para tratar la realidad social y eclesiástica de Cuba y hablar también de Venezuela, aunque el padre José Conrado Rodríguez, también firmante de la carta citada, le pidió que la hiciera llegar al Papa.

Difundida desde Miami (EE.UU.) el 24 de enero, el texto es muy crítico con el presidente Raúl Castro, a quien piden libertad electoral, de expresión y religiosa. Castor José Álvarez Devesa señaló que los firmantes quieren «concordia» entre el poder y el pueblo cubano ante las «llamadas elecciones» parlamentarias del próximo marzo, proceso que culminará en abril próximo con el relevo de Castro.

«Queremos llamar la atención en esta coyuntura, que puede ser significativa para el pueblo cubano -explicó-: o más de lo mismo, depresión, desaliento, no se puede hacer nada... o todo lo contrario», que Castro, deseó, pueda decir que da participación a todas las opiniones políticas, de dentro o fuera de la isla.

Miedo a las represalias

El sacerdote indicó que no tiene constancia de ninguna represalia por ese carta, aunque no sabe qué pueda pasar, pues en Cuba se vive «siempre con ese temor». La mayoría de los cubanos, en estos momentos, «no están satisfechos con el sistema cubano», aseguró, y la «oposición es muy grande». «Soy uno más de los que no nos sentimos conformes con lo que tenemos y quisiéramos que mejoráramos», agregó, sobre todo la situación social.