Los Saboya admiten en una carta sus «errores» antisemitas

EFE/
Actualizado:

GINEBRA. El Príncipe Manuel Filiberto de Saboya, hijo del heredero al Trono de Italia, entregó una carta a la comunidad judía italiana en la que los Saboya reconocen los errores de su familia en la persecución de los judíos bajo el fascismo.

Manuel Filiberto, hijo del Príncipe Víctor Manuel de Saboya, señaló, en una entrevista con el diario Le Matin dimanche, publicada ayer, que su bisabuelo, «como Rey, no fue firme» y «se mostró débil», al haber firmado las leyes raciales de 1938 promovidas por el dictador Benito Mussolini. «Los hijos no pueden excusar a sus padres. Reconocemos las responsabilidades y los errores de nuestro antepasado, lo que a mí me parece más importante que pedir disculpas», señala el Príncipe, que reside en Ginebra y trabaja como consejero de un banco privado de inversiones.

En la misiva enviada a la comunidad judía italiana se admite la responsabilidad del último Rey de ese país, Víctor Manuel III, en la deportación de muchos judíos durante la Segunda Guerra Mundial y se señala que «nada puede justificar la violación de los derechos humanos».