Alexander Prokhorenko, con su mujer, que está esperando su primer hijo
Alexander Prokhorenko, con su mujer, que está esperando su primer hijo - East2west News

Rusia rendirá honores al soldado que dio su vida para recuperar la ciudad de Palmira

La familia de Alexander Prokhorenko, de 25 años, recibirá de manos de Putin la máxima distinción que se otorga en Rusia

MADRIDActualizado:

Finalmente las autoridades rusas han dado a conocer la identidad del soldado que sacrificó su vida para que el Ejército de su país pudiera bombardear lugares estratégicos de Daesh en la ciudad de Palmira, y poder recupera así un punto de vital importancia en manos de los yihadistas desde el pasado mes de mayo.

Se trata de Alexander Prokhorenko, de 25 años edad, que llevaba varias semanas cumpliendo una misión secreta con el Ejército ruso en Siria. Una misión que ni siquiera conocía su esposa, Ekaterina, con la que llevaba casado 18 meses y estaba esperando su primer hijo.

Su acción, meterse en territorio yihadista e ir informando de las coordenadas de los objetivos, para que fueran bombardeados por los aviones rusos, le costó la vida pero también le han convertido en un héroe. La hazaña le ha valido el nombre del «Rambo» ruso.

La esposa de Alexander pensó que su misión estaba en la región del Cáucaso

Su acción será recompensada de manera personal por Vladímir Putin, quien será el encargado de entregar a la familia del fallecido la máxima distinción que se otorga en el país, la medalla al Héroe de Rusia.

Cuando Alexander salió de su casa hace dos meses para desempeñar su última misión, su esposa Ekaterina creyó que se dirigía a la región del Cáucaso, no al corazón del territorio de Daesh, donde debería identificar objetivos para que fueran atacados con bombas.

Según fuentes cercanas al soldado, este había confesado que se sentía «el hombre más feliz del mundo», tras haber contraido matrimonio. «Su voz temblaba de emoción cuando decía que había conseguido todo lo que deseaba». Desde siempre había querido servir en el Ejército y llegar a ser un militar. También quería tener la mejor esposa del mundo, y la había encontrado.

Prokhorenko se alistó en la Academia MIlitar de las Fuerzas Aéreas rusas inmediatamente después de salir de la escuela. Sus dos hermanos son también militares, y él mismo, al parecer, habría servido ya en las Fuerzas Especiales. Este último dato no lo ha querido confirmar Moscú, según publica el diario británico The Daily Mail.

«Murió como un héroe»

Daesh había asegurado que había matado a cinco militares rusos, algo que el Kremlim había negado. Aunque sí informaron que durante el pasado fin de semana, los aviones rusos habían efectado 146 bombardeos sobre objetivos terroristas.

El soldado «se inmoló tras ser localizado y rodeado por los terroristas»

«Un oficial ruso de operaciones especiales murió cerca de Palmira mientras desempeñaba una misión para dirigir los bombardeos hacia objetivos de Daesh», informó una fuente del Ejército ruso. «El oficial identificó objetivos cruciales y pasó las coordinadas exactas para que fueran atacados por los aviones rusos. Murió como un héroe. Se inmoló tras ser localizado y rodeado por los terroristas», añade la misma fuente.

Su cuerpo no ha sido recuperado todavía pero recibirá todos los honores militares en un funeral.