Rusia alerta sobre una «guerra mundial» si fracasan las negociaciones de paz en Siria

Medvedev, primer ministro ruso, encomienda a todas las partes del conflicto a «sentarse a la mesa de negociaciones» y evitar una «guerra permanente»

Actualizado:

Dimitri Medvedev, primer ministro de Rusia, ha alertado que un fracaso en las negociaciones de paz para el conflicto sirio conllevaría una «guerra mundial», en una entrevista concedida este jueves al diario alemán «Handelsblatt».

«Todas las partes deberían estar obligadas a sentarse a la mesa de negociaciones, en lugar de desencadenar una nueva guerra mundial», ha dicho Medvedev, en el contexto del inicio de la cumbre internacional de Múnich sobre Siria.

El jefe de Gobierno ha puesto el acento en el liderazgo de Rusia y Estados Unidos –que están haciendo de mediadores–, indicando que deberían presionar a las partes en conflicto para garantizar un acuerdo para el alto el fuego.

Precisamente, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha confirmado este jueves que Moscú ha hecho a Washington una propuesta de tregua pero aún no ha obtenido respuesta. Según fuentes consultadas por Reuters, la Casa Blanca tiene dudas sobre algunos elementos de la oferta.

«Los estadounidenses y nuestros socios árabes deben pensarlo bien: ¿Quieren una guerra permanente?», ha planteado, afirmando que sería imposible ganar un conflicto así rápidamente, «especialmente en el mundo árabe, donde todo el mundo lucha contra todo el mundo».

El enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, intentó reunir a las partes el 25 de enero en Ginebra para celebrar un diálogo de paz, pero la oposición se negó, exigiendo antes el cese de los bombardeos y los asedios. De Mistura ha suspendido el proceso hasta el 25 de febrero.