Rohani acusa a Estados Unidos de querer desestabilizar el país tras el atentado contra un desfile militar

El presidente iraní señala que los intentos de generar inseguridad en la República Islámica no tendrán éxito

Actualizado:

El presidente iraní, Hassan Rohani, ha declarado este domingo que los intentos por parte de Estados Unidos de generar inseguridad en la República Islámica no tendrán éxito, un mensaje que ha emitido un día después del atentado contra un desfile militar que ha causado la muerte de 29 miembros de la Guardia Revolucionaria del país.

En declaraciones registradas justo antes de que el mandatario deje Teherán para atender a la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, Rohani ha acusado a los países del Golfo que cuentan con el apoyo de Estados Unidos de proporcionar apoyo militar y financiero a grupos en contra de su Gobierno.

Al menos 29 personas han muerto, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, y otras 50 han resultado heridas en un ataque perpetrado por varios individuos armados este sábado contra un desfile militar en la ciudad iraní de Ahvaz, en el suroeste del país, según el último balance ofrecido por la agencia Mehr.

La Resistencia Nacional de Ahwaz, una coalición de grupos árabes secesionistas que lucha por los derechos de la minoría árabe en Juzestán, ha reivindicado la autoría del ataque. En declaraciones a Reuters, el portavoz de esta organización, Yaghub Hur Totsari, ha dicho que están detrás del mismo pero no ha aclarado qué grupo en concreto si bien ha identificado a uno de los asaltantes por las iniciales A. M.

La Resistencia Nacional de Ahwaz es una organización que aglutina a todos los movimientos armados y uno de los dos grupos que se identifica con el Movimiento de Lucha Árabe para la Liberación de Ahwaz. Este último es un grupo nacionalista separatista al que Teherán considera organización terrorista.

Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, ha atribuido el atentado, en el que ha destacado que hay niños y periodistas entre las víctimas, a «terroristas reclutados, entrenados, armados y pagados por un régimen extranjero».

«Irán responsabiliza a los patrocinadores del terrorismo regional y a sus amos de Estados Unidos por tales ataques», ha añadido Zarif en un mensaje en su cuenta de Twitter, en clara alusión a Arabia Saudí, archienemigo de Teherán. «Irán responderá de forma rápida y decidida en defensa de las vidas de los iraníes», ha prometido.