Ricardo López Murphy: «En Argentina hay sectores muy talibanes que creen en una conspiración de España»

Nieto de españoles e irlandeses, Ricardo López Murphy fue el efímero ministro de Economía que el presidente De la Rúa sustituyó por Domingo Cavallo. El político argentino dejó la Unión Cívica Radical para fundar su propio partido, el Movimiento Federal Recrear, con el que en abril aspira a llegar a la Casa Rosada

CARMEN MUÑOZ
Actualizado:

-¿Puede valorar la gestión del presidente Duhalde?

-Desde el comienzo de su gestión he tenido un marcado tono crítico. Las medidas tomadas en enero de 2002 y diciembre de 2001 fueron muy negativas para nuestro pueblo y supusieron un gran coste para el prestigio, la reputación y la inserción de Argentina en el mundo.

-¿Cree que finalmente habrá elecciones el 27 de abril?

-Creo que va a haber elecciones. Eso lo establece la ley. Para alterar ese cronograma electoral hay que modificar una ley del Congreso y nadie tiene los votos para hacerlo.

-¿Es inevitable una segunda vuelta?

-Todavía no estoy ganando en primera vuelta.

-¿Qué le parecen las luchas internas de peronistas y radicales con los problemas que tiene hoy Argentina?

-Que haya surgido una fuerza nueva como la mía, casi sin medios, revela un cambio increíble en el sistema político. Parte de eso es producto de la enorme crisis, del desprestigio de algunos.

-En los sondeos figura en el furgón de cola, tras los peronistas. ¿Qué posibilidades tiene y cómo llegará al interior sin maquinaria partidista?

-Pongámoslo de mejor manera: en el pelotón delantero. Esas maquinarias están hoy desprestigiadas y deterioradas. No participamos en los grupos y sectores que condujeron Argentina y sus fracasos, así que vamos a depender de la opinión pública y de una gran movilización social.

-Dicen que usted es el candidato de Europa y EE.UU.

-¿Y qué tal si agregamos Japón y Oceanía? Tenemos sectores muy talibanes, muy atrasados, que creen que hay una conspiración, después de este viaje van a decir que encabezada por España, para alterar el estilo de vida. He expresado muchas veces mi gran admiración por Europa, su sistema político, nivel de vida. Admiro la experiencia española, la irlandesa, la griega. Tenían un atraso grande y haciendo bien las cosas han alcanzado altos niveles de vida. Argentina ha de parecerse a los países con éxito.

-En las revueltas de hace un año se le llegó a señalar como mentor de un golpe militar...

-Eso fue una gran tontería. ¿Se imagina que una persona moderna auspicie un golpe como el de Tejero? Es una de las tonterías que nos atrasan. He sido ministro de Defensa, se dice que conozco a muchos militares... Lo que faltaría es que hubiera estado en Defensa y no conociera a nadie.

-¿Fue muy frustrante su efímero paso por el Ministerio de Economía en el año 2001?

-Un viernes, después de dos semanas de discutir el programa de gobierno, yo hice la presentación pública. El lunes, el presidente me reemplazó. Presenté el programa para evitar la crisis que después tuvimos en diciembre. Ese programa halló resistencia en la opinión pública y la coalición de Gobierno. Si estoy hoy en la vida política es porque la población sabe ahora cuántos costes se habrían evitado con aquel programa.

-¿Cuál es su plan para salir de la crisis?

-Recomponer las instituciones, la credibilidad, parecernos a los países que funcionan. Volver a tener un sistema financiero, un sistema fiscal.

-¿Puede enjuiciar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)?

-Ha sido positivo. Fue muy sano para Argentina evitar que se acumulara un problema adicional. Me hubiera gustado un acuerdo más parecido al que tuvieron Turquía, Corea y Brasil. Sobre todo el brasileño, que fue un acuerdo que le permitió hacer una transición electoral muy ordenada. Estoy admirado con la transición brasileña.

-¿Se ha hecho un uso político del hambre de los tucumanos?

-Argentina vive una situación social muy delicada que se expresa en problemas de hambre. Eso no está inventado. Lo que es absurdo es que los que la causaron, por ejemplo, el gobernador de Tucumán, aliado de Duhalde, crean que eso es culpa de otro. Es culpa de ellos.