Mohamed Bin Salman, príncipe heredero al trono saudí
Mohamed Bin Salman, príncipe heredero al trono saudí - Ernesto Agudo

Riad responderá si recibe sanciones por la desaparición del periodista Khashoggi

El Reino saudí se siente víctima de un complot organizado por Turquía y Catar

Corresponsal en JerusalénActualizado:

La presión internacional crece día a día en torno a Arabia Saudí desde la desaparición de Jamal Khashoggi y las autoridades del reino amenazaron con acciones «de mayor envergadura» en caso de ser objeto de alguna sanción. La hipótesis de que el periodista crítico con la casa real fue asesinado en el interior del consulado saudí de Estambul el pasado 2 de octubre gana enteros, lo que ha provocado la conmoción internacional y la amenaza de sanciones y castigos por parte de países como Estados Unidos. «Vamos a llegar al fondo del asunto y habrá un severo castigo», prometió Donald Trump en una entrevista emitida la noche del sábado por la cadena CBS. Un mensaje que no sentó nada bien a uno de sus grandes aliados en la región, que mantiene que el periodista abandonó el consulado, aunque no ha mostrado hasta ahora pruebas que lo demuestren, y se siente víctima de un complot organizado por Turquía y Catar. El Consejo del Golfo y la Liga Árabe mostraron su apoyo a Riad y se opusieron a cualquier medida punitiva.

El rechazo a cualquier amenaza por parte del reino sirvieron también de respuesta a la desbandada internacional de la próxima conferencia Future Investment Initiative, que se celebrará en Riad y que también se conoce como el «Davos del desierto». El presidente del Banco Mundial, así como las cadenas estadounidenses CNBC y CNN, la agencia Bloomberg o el diario «The New York Times» han anunciado que cancelan su asistencia en señal de castigo por la nula transparencia mostrada hasta el momento por los saudíes en el caso Khasoggi. El malestar también se trasladó a la Bolsa de Riad, que experimentó una jornada de grandes fluctuaciones y que concluyó con un descenso del 3,51%.

La comisión de investigación conjunta turcosaudí no ha ofrecido hasta el momento revelación alguna y durante el fin de semana Ankara acusó a Riad de no cooperar y de no permitir a los investigadores el acceso al consulado.