Reuters

Riad no extraditará a los 18 sospechosos del asesinato de Khashoggi

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir, afirmó que su país compartirá los resultados de las pesquisas y castigará a los responsables

ManamaActualizado:

El Gobierno de Arabia Saudí recalcó este sábado que los sospechosos del asesinato del periodista Jamal Khashoggi serán juzgados en Arabia Saudí, un día después de que Turquía solicitase su extradición para procesarlos en ese país.

Durante un discurso en un foro de Defensa en Beréin, el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Yubeir, afirmó que su país ha dejado «muy claro» que investigará la muerte del periodista, asesinado en el consulado saudí en Estambul, que compartirá los resultados de las pesquisas y que castigará a los responsables.

«Hemos dejado muy claro que tendremos una investigación completa y transparente, cuyos resultados serán divulgados. Hemos dejado muy claro que los que sean responsabilizados rendirán cuentas. Y hemos dejado muy claro que adoptaremos mecanismos para que esto no ocurra de nuevo», afirmó el ministro en su discurso.

La cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Exteriores saudí aseguró que Al Yubeir dijo que los «implicados en el caso Jamal Khashoggi serán juzgados en el reino», aunque no usó esas palabras exactas en su discurso.

Posición de Turquía

La Fiscalía de Estambul emitió este viernes una solicitud formal de extradición de los 18 implicados en el asesinato de Khashoggi y lo remitió al Ministerio de Exteriores turco, para que este lo haga llegar a las autoridades de Arabia Saudí.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, también pidió ayer la extradición de los 18 sospechosos, de los que tres llegaron a Estambul un día antes del crimen, y los otros quince el 2 de octubre, cuando Khashoggi desapareció en el consulado de su país.

La Fiscalía General de Arabia Saudí reconoció el pasado jueves que la muerte de Khashoggi fue un asesinato premeditado, basándose en las informaciones que le han transmitido los investigadores turcos.

Las autoridades de Arabia Saudí ha cambiado de versión varias veces, en un primer momento sostenían que el periodista salió del consulado vivo y solo reconocieron su muerte hace una semana, aunque entonces la atribuyeron a una pelea.