Remar para curar
La tripulación británica ondea en su barco la Union Jack y la bandera española - AFP

Remar para curar

Cuatro mutilados de guerra británicos zarpan desde Canarias. Su objetivo: cruzar a remo el Atlántico y recaudar fondos para los heridos en Irak y Afganistán

Actualizado:

Cuatro militares británicos heridos en las guerras de Irak y Afganistán han zarpado hoy de la isla de Gomera para tratar de cruzar a remo el Atlántico. Su objetivo no es deportivo: la tripulación del «Row2Recover» (remar para curar) pretende, con su proeza mediática, recaudar fondos para tres organizaciones caritativas dedicadas a los soldados heridos.

La travesía de 5.000 kilómetros, que acabará en la isla caribeña de Barbados, durará entre 50 y 60 días en función de las condiciones climáticas. Las noches serán cortas y las cabinas muy exiguas. Dos de los militares de la expedición han sufrido la amputación de una pierna, un tercero de las dos, y el cuarto necesita una silla para moverse. No obstante sus brazos -dicen- están en plena forma. «Lo habitual en el ejército es la falta de confort. Estamos habituados al esfuerzo, el frío y la humedad. Quizá no durante tantos días y en condiciones tan difíciles», ha declarado en Gomera el teniente Will Dixon, de 27 años, que perdió la parte inferior de su pierna izquierda en Afganistán en 2009.

El equipo espera recoger 1,16 millones de euros en donativos para diversas ONG de militares. Ya les han prometido, aseguran, unos 700.000.

Con ellos intentarán también cruzar el Atlántico a remo otras 16 embarcaciones, en el marco de la «Atlantic Challenge 2011», en su mayoría también con el objetivo de recaudar dinero para diversos objetivos benéficos. Una religiosa bendijo hoy las embarcaciones antes de que zarparan de La Gomera.