Reino Unido quiere ahorrar un 20% en los salarios de los altos cargos públicos

EP | LONDRES
Actualizado:

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha anunciado que los sueldos de los altos cargos públicos que estén por encima de las 150. 000 libras (166. 000 euros) y los bonos superiores a 50. 000 libras (55. 300 euros) requerirán aprobación gubernamental y ha prometido medidas drásticas ante los elevados salarios, con las que espera conseguir un ahorro del 20% en los próximos tres años.

En un avance de los presupuestos generales que presentará el Gobierno británico el miércoles, Brown ha apuntado que el Gobiernoidentificará públicamente a aquellos que más ganeny recalcó que algunos altos cargos públicos "han perdido el contacto con la realidad", por lo que está decidido a poner nombre a aquellos que malgasten el dinero público.

Durante un discurso en la Royal Society de Londres, ha considerado "inaceptable" que 300 funcionarios locales cobren más de 150. 000 libras (166. 000 euros) y que más de 300 trabajadores del sector público ganen más de 200. 000 libras (220. 000 euros). Asimismo, ha confiado en que otros sectores sigan los mismos pasos que el Gobierno británico.

El primer ministro ha destacado que el trabajo del servicio público es "admirable y formidable y merece un reconocimiento", pero ha criticado que algunos altos cargos "han perdido de vista este objetivo y han perdido el contacto con la realidad".

"El dinero que debería gastarse en sanidad, en las escuelas, en la Policía o en los servicios sociales, en algunos casos, se destina a sueldos excesivos y bonos injustificados, que van más allá de las expectativas de la mayoría de los trabajadores. Esta cultura del exceso debe cambiar y cambiará", agregó.

Plan de ahorro contra la crisis

Esta medida forma parte de un nuevo plan para un ahorro eficiente con el que el Ejecutivo espera ahorrar 12. 000 millones de libras (13. 300 millones de euros) en los próximos años, 3. 000 millones de libras (3. 300 millones de euros) más de lo previsto. Además, el Gobierno británico pretende conseguir un ahorro de 1. 300 millones de libras (1. 440 millones de euros) con la "racionalización del Gobierno central".

Este plan también incluye una reducción en los objetivos centrales y las prioridades para permitir que los ayuntamientos decidan cómo gastar su dinero y la fusión o supresión de 120 organismos semi públicos para ahorrar así unos 500 millones de libras (553 millones de euros).