El Reino Unido estudia adelantar la hora

El Reino Unido estudia adelantar la hora

El ministerio de Industria quiere que Escocia, Gales y el Ulster se sumen al cambio horario y equipararse al huso horario continental

BORJA BERGARECHE
CORRESPONSAL EN LONDRES Actualizado:

El gobierno británico baraja la posibilidad de eliminar la diferencia horaria que le separa de la Europa continental. El ministerio de Industria está discutiendo con las autoridades de Escocia, Gales e Irlanda del Norte para adelantar los relojes una hora, durante un periodo de prueba de tres años, antes de tomar una decisión definitiva sobre la vieja constatación horaria de "una hora menos en Londres".

La medida fue propuesta por la diputada conservadora Rebecca Harris mediante una proposición de ley, pero el gobierno la rechazó en diciembre porque no incluía la posibilidad de sumar al resto de regiones británicas. El cambio supone que el Reino Unido se sume al huso horario conocido como Horario Centroeuropeo (Central European Time, en la terminología internacional, en inglés). E igualaría la hora en Londres o Edimburgo a la de Madrid o París.

El debate está vivo en Gran Bretaña desde hace años. Los defensores del cambio defienden que alargar las horas de luz por la tarde permitiría reducir los accidentes de tráfico, limitar las emisiones de CO2, y aseguran además que facilita la vida sana y el ejercicio. La oposición más fuerte proviene del mundo agrario, donde se considera que los agricultores perderían una hora de trabajo por la mañana. En Escocia existen también fuertes reticencias porque, en invierno, el norte de la región solo vería la luz a partir de las 10 de la mañana, lo que incrementaría el número de accidentes.

"Desde hace años, se defienden los beneficios potenciales del cambio, como la reducción de los accidentes en carretera, menos emisiones de carbono y ventajas para la salud. Y si existen pruebas claras de esto, deberíamos al menos probar sus posibles beneficios", explica Ed Davey, secretario de Estado de Industria, a la BBC.

Los horarios actuales -una hora menos que en la Península Ibérica- son oficiales en Reino Unido desde 1880. Durante la Segunda Guerra Mundial se adelantó ya una hora, para alargar la actividad en las fábricas de la industria bélica y facilitar el retorno a casa de los británicos. Más tarde, se recuperó la medida durante otro periodo de prueba entre 1968 y 1971, pero el gobierno concluyó que no había argumentos suficientes para el cambio. La actual propuesta tiene que vencer todavía las previsibles resistencias de las autoridades escocesas, que sufrieron un notable incremento en el número de accidentes en la zona norte, según datos que recupera la BBC.