La actriz mexicana Kate del Castillo, protagonista de «La reina del sur»
La actriz mexicana Kate del Castillo, protagonista de «La reina del sur» - ABC

«La reina del sur» que volvió loco al capo de capos

Se hacen públicos los sms entre Kate del Castillo y Joaquín «El Chapo» Guzmán, en los que la actriz le confiesa que «No duermo mucho desde que te vi, estoy emocionada con nuestra historia»

Corresponsal en MéxicoActualizado:

«Una pareja que pretende servir al mal termina sirviendo al bien». Así resumió la historia entre los actores Kate del Castillo y Sean Penn y el narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, este martes ante los medios.

Campa calificó el asunto como una «comedia», pero los detalles que se van conociendo día a día lo acercan más al melodrama. «Ten fe en que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos» y la respuesta «Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado, ¡gracias!» no es el diálogo de alguna telenovela como las que protagoniza Kate del Castillo, sino un ejemplo de los sms que intercambiaron la actriz mexicana y el líder del cártel de Sinaloa entre el 25 de septiembre y el 9 de noviembre pasados, publicados este martes por el diario «Milenio».

Hasta ahora, sabíamos por la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) que Del Castillo estaba llevando a cabo el proyecto para llevar al cine la vida del «Chapo», que ella fue la intermediaria entre el narcotraficante y Sean Penn, y que su productora es la dueña del «copyright» de la pieza publicada por la revista «Rolling Stone». Mientras el Gobierno mexicano sigue indagando la conducta de los actores por si incurrieron en delito, los mensajes filtrados entre la actriz y el capo alimentan el morbo.

«La dama está fascinada», le dice el abogado al capo

Según el documento de «Milenio», los nombres en clave para Del Castillo son «Guapa» y «Ermoza» (sic); los de Guzmán, «Olvidado» y «Papá». Los SMS comienzan dándose a través de Andrés Granados, uno de los abogados del capo. «Con muchas ganas de saludarte personalmente, amiga», la saluda él. «Pues yo también, la verdad, y poder platicarle en persona de nuestro proyecto», le contesta ella. «Eres lo mejor de este mundo. Seremos muy buenos amigos», continúa la conversación Guzmán.

Cuando la actriz se va a una reunión, le pregunta insistente a su abogado qué dice Kate del Castillo de él. «Muy emocionada, muy sorprendida», le dice Granados, y más adelante: «La dama está fascinada». El abogado le explica que la actriz quiere llevar al encuentro a Sean Penn. «El Chapo» no sabe quién es («¿Cómo se llama ese actor?»).

Al día siguiente, encarga que le regalen un móvil a Kate del Castillo, para comunicarse con ella directamente. Dedica muchos mensajes a dar instrucciones para conseguir uno «de moda» y de «color de mujer». Elige una Blackberry último modelo.

«No duermo mucho desde que te vi, estoy emocionada con nuestra historia»

«¡Gracias por mandarme este aparato taaan moderno!», le dice ella en su primera comunicación directa, el 26 de septiembre. «Voy a conocerte, y no sabes la emoción que siento», continúa la actriz, quien más adelante revela: «Independientemente de nuestro proyecto, me da mucha ilusión poder verte a los ojos, en persona. Gracias [en mayúsculas]. Para mí lo más importante es que tú te sientas cómodo, sin ningún compromiso de nada, y que me digas a mí lo que piensas después de nuestra reunión».

Ante la confianza que le demuestra Guzmán –«Muchas gracias por ser tan fina persona. Qué linda eres, en todos los aspectos», le dice–, Del Castillo se sincera: «Te confieso que me siento protegida por primera vez. Ya sabrás mi historia cuando tengamos tiempo de platicar, pero por alguna razón me siento segura y sé que sabes quién soy, no como actriz o persona pública sino como mujer».

Después de conocerse

La tensión del intercambio se eleva una vez se han conocido, el 2 de octubre. «Te quiero», llega a escribirle «El Chapo» ocho días después. «No duermo mucho desde que te vi, estoy emocionada con nuestra historia», le contesta Del Castillo. «Te cuento que yo estoy más emocionado en ti que en la historia, amiga», confiesa él, que a finales de ese mes la invita, insistente, a verlo: «Te cuento que mi mamá quiere conocerte».

Los mensajes publicados terminan cuando ella le dice: «Mi acompañante me dijo que me tienen bien pinchada y esperan que yo los lleve a ti. No te puedo arriesgar ahora, es demasiado peligroso, por más que los dos queremos verte y cumplir con la misión que me encargaste».