El régimen cubano acusa oficialmente a los disidentes de «actividades mercenarias»

EFE
Actualizado:

LA HABANA. El Gobierno cubano acusó abiertamente a los disidentes de participar en «actividades mercenarias y otros actos contra la independencia o integridad territorial del Estado».

Un comunicado oficial, divulgado ayer por la prensa estatal, explicó que entre el 3 y 7 de abril las Salas de los Delitos contra la Seguridad del Estado de los Tribunales Provinciales del país «celebraron los correspondientes juicios orales y públicos a contrarrevolucionarios recientemente encarcelados».

Los «contrarrevolucionarios», según la nota, fueron encarcelados «por su conocida participación en actividades mercenarias y otros actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado cubano».

Los juicios, añade, se realizaron de acuerdo con el artículo 479 de la Ley de Procedimiento Penal, «con pleno respeto de las garantías y derechos fundamentales de los acusados».

Las sanciones impuestas por los tribunales implicaron penas de privación temporal de liberad que oscilaron entre los 6 y los 28 años, agrega el comunicado.

«Todos los acusados fueron debidamente instruidos de su derecho a establecer contra dichas sentencias el correspondiente recurso de casación ante el Tribunal Supremo», precisa.

El diario Granma anunció también que el canciller, Felipe Pérez Roque, ofrecerá una rueda de prensa que se transmitirá en diferido a todo el país «con relación a los mercenarios al servicio del Imperio».

Por otra parte, la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Naiconal (CCDHRN) actualizó ayer la relación de disidentes condenados en todos el país.

Hasta el momento, la Comisión ha confirmado condenas para 57 de los 74 disidentes, que en conjunto suman 1.105 años, es decir cerca de 20 años en promedio.

La condena más alta de las conocidas hasta ahora es para Luis Enrique Ferrer, sentenciado a 28 años, y la más baja para Reynaldo Labrada Peña, condenado a 6 años, ambos en Las Tunas, unos 670 kilómetros al este de La Habana.

La Comisión también apunta que aún no ha contactado con la familia de cinco disidentes juzgados en Matanzas y otros ocho en Santiago de Cuba, aunque dice «tener razones» para pensar que las cadenas perpetuas solicitadas para José Daniel Ferrer y Jesús Mustafá, simpatizantes del Proyecto Varela, fueron sustituidas por penas de 25 años o más.

Las sentencias contra el doctor Oscar Elías Biscet, juzgado el lunes, y otros tres disidentes encausados el mismo día, se entregarán el próximo jueves.

Desde el pasado 18 de marzo, cerca de 80 disidentes fueron detenidos en todo el país acusados de «conspirar» con EE.UU., atentar contra la integridad del Estado e intentar socavar los principios de la revolución cubana.