Refugiados sirios llegan en una lancha neumática a Lesbos, en una imagen de archivo
Refugiados sirios llegan en una lancha neumática a Lesbos, en una imagen de archivo - EFE

Los refugiados en las islas griegas duplican ya la capacidad de los campamentos

Pese al acuerdo con Turquía, los inmigrantes ilegales siguen llegando a territorio europeo

ATENASActualizado:

El viaje relámpago del primer ministro radical griego Alexis Tsipras a dos islas del Mar Egeo cercanas a las costas turcas no ha tenido el resultado esperado. Tsipras visitó primero la isla de Limnos, “para recordar a todos que Grecia es una fuerza de estabilidad y cooperación en la zona”, un mensaje para los vecinos turcos. Destacó también que la primera obligación era asegurar “la seguridad y la protección de las fronteras y de la integridad territorial”, siendo la segunda “la atención constante para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en esta s zonas fronterizas”. Aprovechó para anunciar una serie de inversiones, obras públicas y mejoras para la isla, visitando también sus instalaciones militares. Poca gente le recibió.

Las cosas se complicaron con la visita, horas después, a la vecina isla de Lesbos, donde mayor es el número de inmigrantes irregulares que llegan desde las cercanas costas turcas y se registran a diario actos de violencia entre ellos y la población local. Tsipras fue recibido en Mitilini por una ciudad vacía y todos los comercios cerrados, ya que los habitantes protestan no solo por la presencia constante de refugiados (que se quedan, debido al retraso provocado por la lentitud de los servicios de asilo, muchos meses en la isla) sino por el aumento del IVA. Las islas más afectadas por la llegada de inmigrantes irregulares - ya que no todos son sirios huyendo de la guerra- habían conseguido una moratoria sobre la aplicación del altísimo IVA griego (24%), que terminó a principios de año.

A pesar de la fuerte presencia policial, muchos habitantes se dirigieron para protestar al lugar donde Tsipras intervenía en una Conferencia Regional sobre Reconstrucción de la Producción en la Secretaria General del Egeo. Un discurso con tono preelectoral (aunque oficialmente no habrá elecciones generales hasta el año que bien) que no consiguió calmar a los habitantes de Lesbos.

El problema principal sigue siendo que a pesar del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, siguen llegando a diario inmigrantes irregulares desde las costas turcas. Ya no son mayoría los sirios huyendo de su guerra civil, y en las cinco islas donde existen las instalaciones especiales para recibirlos (Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos) la situación es crítica: las instalaciones pueden acoger en total a 6.338 personas y según datos oficiales reciben a mas de 12.000. El centro con mas problemas es precisamente el denominado "hotspot” de Moria, a pocos kilómetros de Mitilini, con capacidad para 3.000 personas y ahora con 6.868 registradas. Además la isla acoge a otras 1.200 personas en otras instalaciones. Pero el proceso de identificación y de asilo es lentísimo. Duncan Barry, coordinador de Médicos Sin Fronteras (MSF), la ONG que se ocupa de los cuidados médicos en el campamento de Moria, denuncia que ahí se encuentran más de 7.000 personas hacinadas, siendo la situación especialmente difícil para la población infantil. Insiste en que MSF trata gran cantidad “de afecciones relacionadas con la higiene, como vómitos, diarrea, infecciones de la piel y otras enfermedades infecciosas”.