Las redadas contra inmigrantes ilegales en Estados Unidos comienzan este domingo

Es mexicana. La Administración Obama la deportó en 2013 y tres años después logró regresar....

Actualizado:

Es mexicana. La Administración Obama la deportó en 2013 y tres años después logró regresar. Ahora se prepara para un nuevo episodio. "Cada vez nos reprimen más con las leyes, pero seguimos intentado sobrevivir en este país", asegura sin revelar su nombre. Al menos 2.000 inmigrantes con orden de deportación se enfrentan a ser expulsados en las redadas que empiezan mañana en diez ciudades estadounidenses. "Los van a sacar y devolver a sus países. A los criminales los van a llevar a la cárcel aquí o en el lugar del que vienen", asegura Donald Trump ante la indignación de muchos."Estoy deseando ver al presidente entre rejas por sus crímenes contra la humanidad", dice esta senadora demócrata.Algunos medios apuntan a que este viernes se han ejecutado varias órdenes de deportación en Florida y las autoridades federales también han confirmado veinte detenciones en San Diego.  Operaciones que siembran el pánico entre millones de ilegales que temen ser identificados durante estos arrestos anunciados. Otros esperan la salida forzada en centros de detención como este en Texas, visitado en las últimas horas por el vicepresidente. Para muchos son campos de concentración. Para Mike Pence, instalaciones de las que todos los estadounidenses estarían orgullosos.