Los rebeldes libios dicen haberse hecho con el control del aeropuerto de Misrata
Fuerzas rebeldes patrullan junto al aeropuerto de Misrata - AFP

Los rebeldes libios dicen haberse hecho con el control del aeropuerto de Misrata

Es la tercera ciudad del país, asediada desde hace más de dos meses por las fuerzas leales a Gadafi

EFE
ARGEL Actualizado:

Los rebeldes libios aseguraron hoy que se han hecho con el control del aeropuerto de Misrata, la tercera ciudad del país, asediada desde hace más de dos meses por las fuerzas leales al líder libio, Muamar el Gadafi, según el canal de televisión catarí Al Jazeera.

Los sublevados se hicieron con el control del aeropuerto, al sur de la ciudad, tras intensos combates contra las tropas del régimen, que bombardearon con obuses y misiles rusos Grad de largo alcance desde primeras horas de la mañana varias zonas de Misrata, según la misma fuente.

Otras fuentes indicaron, sin embargo, que todavía permanecen algunos focos de resistencia gadafista en las cercanías del aeropuerto y especialmente en la base aérea militar cercana, todavía controlada por las fuerzas de Trípoli.

En los últimos días los rebeldes aseguraron haber conseguido importantes avances en varios frentes de batalla en la ciudad occidental libia, a unos 200 kilómetros de Trípoli.

Según dijo a EFE Sadum al Misrati, un portavoz rebelde de la ciudad, por primera vez en los más de dos meses de batalla por su control los rebeldes habían conseguido mover sus posiciones a las afueras de la urbe en el frente oeste.

"Nuestros hombres han hecho retroceder a las tropas de Gadafi y se han posicionado más allá del centro habitado, por primera vez", afirmó.

Continúan bombardeando el puerto

Las tropas gubernamentales se encuentran desplegadas actualmente en las afueras de Misrata, desde que hace dos semanas se retirasen del centro, y desde allí han continuado bombardeando el puerto, donde incendiaron hace unos días cuatro depósitos de carburante, y otras zonas de la ciudad.

El puerto ha sido uno de los objetivos prioritarios de los gadafistas ya que supone la única vía de acceso a Misrata.

Los ataques con artillería pesada y la diseminación de minas en sus aguas por parte de barcos del régimen impidieron durante cuatro días el acceso de la ayuda humanitaria a la ciudad.

Misrata es la tercera ciudad de Libia, con cerca de 400.000 habitantes y la única gran urbe del oeste del país bajo control insurgente.