Graham Fraser, máximo responsable de la política lingüística de Canadá durante diez años
Graham Fraser, máximo responsable de la política lingüística de Canadá durante diez años
Graham Fraser, Comisionado de Lenguas Oficiales de Canadá (2006-2016)

«En Quebec puedes elegir inglés o francés, en Cataluña, solo catalán»

Fraser (Ottawa, 1946) persiguió la consolidación del bilingüismo en un país donde las fronteras son las que marcan el dominio del francés sobre el inglés y viceversa

MontrealActualizado:

Durante los diez años en los que fue máximo responsable de la política lingüística de Canadá, Graham Fraser (Ottawa, 1946) persiguió la consolidación del bilingüismo en un país donde las fronteras son las que marcan el dominio del francés sobre el inglés y viceversa. Ambos idiomas son oficiales y el Gobierno debe emplear los dos si los ciudadanos lo piden. En esa década, el francés se ha consolidado como el idioma dominante en las instituciones en la provincia de Quebec, pero con una paradoja: ha aumentado el porcentaje de personas que saben francés, pero ha decrecido el de quienes lo tienen como lengua única o materna. Es decir, aun cuando no se enseña, el inglés se impone como la lengua de los negocios y el ocio.

Pregunta: ¿Hay similitudes entre la dificultad para enseñar en español en Cataluña y enseñar en inglés en Quebec?

Respuesta: Esta es una dinámica muy diferente a la de Cataluña porque aquí las escuelas públicas permiten que un niño estudie todas las materias en inglés si sus padres han aprendido también en un colegio canadiense en inglés, mientras, creo, en Cataluña todos los alumnos en escuelas públicas deben aprender en catalán. Las opciones son limitadas, pero en Quebec al menos las hay, existe un margen para elegir.

P. ¿Cómo evalúa la situación de la enseñanza en francés en Quebec?

R. Es el resultado de una política muy centrada en la lengua por parte del Partido Quebequés, que con una serie de leyes garantizó el derecho a ser educado en francés, a ser atendido en la administración en francés, a recibir servicios públicos y privados en francés… En ese sentido, su estrategia fue un éxito, hoy Quebec habla mayoritariamente en francés.

P. ¿Genera polémica la enseñanza de Historia?

R. Sí, sigue habiendo quejas de la comunidad anglófona, que suele denunciar que los libros de texto la retrata como una élite dominante con privilegios coloniales. Y puede que fuera así hace muchas décadas, pero desde luego ya no es así, y eso provoca frustración.

P. La derrota del Partido Quebequés, ¿es una derrota del modelo independentista?

R. Creo que seguirá habiendo siempre al menos un cuarto de la población que será soberanista pase lo que pase. Es el núcleo central del independentismo. Y un 33% del electorado ha votado a partidos que en general no ven mal el independentismo. Lo que sucede es que de momento conseguir un Estado no es para ellos una prioridad.