Marine Le Pen estrecha la mano de Valdimir Putin durante una visita en Moscú
Marine Le Pen estrecha la mano de Valdimir Putin durante una visita en Moscú - EFE

Putin y Le Pen revisan la historia de la liberación de Europa

En París, la presidenta de AN, se hacía eco y repetía, el jueves, incluso las mismas palabras, los argumentos del presidente de Rusia y sus propagandistas oficiales

Corresponsal en ParísActualizado:

Vladimir Putin y Marine Le Pen coinciden en «devaluar» la importancia del desembarco aliado en Normandía, el 6 de junio de 1944, lamentando o menospreciando la ausencia del presidente ruso en las conmemoraciones del LXXV aniversario de aquella jornada, capital en la historia de Europa.

Cuando el resto de las fuerzas políticas glosaban al unísono el heroísmo de los aliados trasatlánticos, recordando una página capital en la historia nacional y europea, la presidenta de Agrupación Nacional (AN, extrema derecha) prefirió salir en defensa de Vladimir Putin y la visión del dirigente ruso sobre el «D-Day» y el Desembarco.

A través de su cuenta Twitter y breves declaraciones despectivas, Marine Le Pen hizo el jueves afirmaciones de este tipo: «Es muy lamentable que Vladimir Putin no haya sido invitado a las ceremonias de Normandía» [ .. ] «Por otra parte, comportarse de esa manera es algo así intentar minusvaluar el puesto capital que jugó Rusia en la liberación de Europa» [ .. ] «Hay algo de innoble en todo eso».

Vladimir Putin hace años que recibe a todos los miembros de la familia Le Pen en Moscú. Banqueros próximos a Putin han ofrecido a Marine y Jean-Marie Le Pen generosos créditos financieros cuando la extrema derecha los ha pedido.

En París, la presidenta de AN, se hacía eco y repetía, el jueves, incluso las mismas palabras, los argumentos de Putin y sus propagandistas oficiales.

Marine Le Pen hace suyos los análisis de varios historiadores rusos próximos a Putin, repitiendo que, a su modo de ver, «los occidentales exageran la importancia del Desembarco… olvidan o quieren olvidar que la Segunda Guerra Mundial ya estaba ganada cuando los soldados del Ejército rojo derrotaron a las tropas de Hitler en Stalingrado y la campaña de Rusia».

Putin, por su parte, comentó su ausencia en las celebraciones de Normandía, donde sí estuvo, en otras ocasiones, en términos altivamente despectivos: «No tiene ninguna importancia que no me hayan invitado. Yo no soy un general de opereta que debe estar en todas las celebraciones, para dar color a unos actos sin importancia. El pueblo ruso pagó un tributo muy fuerte en su lucha contra el nazismo, con millones de muertos».

Las agencias de prensa próximas a Putin repiten desde hace algún tiempo una versión revisionista de la liberación de Europa, atribuyendo al Ejército Rojo (comunista) todas las batallas capitales, relegando el Desembarco y la liberación de Francia, el Benelux y Alemania a un puesto «secundario» en términos comparativos.