Trump y Putin se saludan durante la ceremonia del aniversario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial
Trump y Putin se saludan durante la ceremonia del aniversario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial - Reuters

Putin tiende la mano a EE.UU. para que no abandone el acuerdo nuclear

Macron impidió que hubiera cumbre de los dos líderes, aunque charlaron brevemente

Correpsonsal en MoscúActualizado:

Pese a que ya se había decidido que los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladímir Putin y Donald Trump, no mantendrían una cumbre bilateral en París, ya que así lo pidió expresamente Emmanuel Macron para no eclipsar los actos conmemorativos del centenario de la firma del armisticio de la I Guerra Mundial, el Kremlin tenía esperanzas de que ambos líderes hubieran podido disponer de tiempo para conversar.

El momento en el que Putin esperaba hablar con Trump era durante el desayuno de trabajo en el Palacio del Elíseo previo a la ceremonia en el Arco del Triunfo. Según los medios de comunicación rusos, el jefe del Kremlin tenía su asiento junto al de su homólogo estadounidense. Pero no fue así, Putin se vio flanqueado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Trump quedó enfrente de él, pero en un entorno que impidió cualquier contacto, según ha reconocido el propio servicio de prensa de la Presidencia rusa.

En declaraciones hechas ayer mismo en París al canal de televisión RT-Francia, Putin dijo estar dispuesto a tender una mano a Trump para evitar que EE.UU. abandone el Tratado de Limitación de Armas Nucleares de Alcance Medio (Intermediate Nuclear Forces Treaty, INF), que firmaron en 1987 los presidentes Reagan y Gorbachov. «Estamos dispuestos al diálogo, aunque no somos nosotros quienes abandonamos el Tratado INF, son los estadounidenses los que planean hacerlo», aseguró el presidente ruso.

Según el diario ruso «Moskovski Komsomólets», «El Elíseo hizo todo lo posible para evitar que Putin y Trump se reunieran». Ambos mandatarios se dieron un afectuoso apretón de manos al comienzo de los fastos en la Plaza de l’Etoile, pero tampoco allí pudieron mantener conversación alguna. Entre los dos presidentes había tres personas, Macron, su esposa Brigitte, y la canciller alemana, Angela Merkel, en la primera fila de la bancada. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó que efectivamente durante la ceremonia no pudieron relacionarse.

Breve conversación

Quedaba entonces solo la comida, pero también allí se sentaron en lugares diferentes. Pese a ello, Putin dijo al final que sí pudo mantener un breve intercambio de palabras con Trump. Por ahora, no se han difundido imágenes de ese momento. Preguntado por un grupo de periodistas sobre si pudo hablar con el jefe de la Casa Blanca, respondió que «sí» y que la conversación fue «buena». La Presidencia rusa, no obstante, aclaró después que en ese «breve» encuentro no se habló del tratado de desarme INF.

Lo que sí hicieron, según Peskov, fue citarse «para mantener una reunión más prolongada» con motivo de la cumbre de final de mes del G-20 en Buenos Aires. Putin y Trump se conocieron por primera vez el año pasado en Hamburgo, en la cumbre del G-20. Pero no celebraron su primera reunión de carácter bilateral hasta el 16 de julio en Helsinki. El pasado 20 de octubre, al final de un acto de campaña en Nevada, Trump dijo que «Rusia ha violado el acuerdo INF. Lo han estado violando durante muchos años y no sé por qué Obama no negoció ni se retiró».