La familia Hart
La familia Hart - SHERIFF MENDOCINO / FACEBOOK

Publican detalles de la muerte de dos mujeres y sus seis hijos adoptivos tras caer por un acantilado

Un jurado debe decidir si la muerte de la familia Hart fue accidental o un asesinato/suicidio

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En marzo de 2018, Jennifer y Sarah Hart y sus seis hijos adoptivos murieron tras la caída del todoterreno en el que viajaban por un acantilado del norte de San Francisco, California. El desplome, desde unos 30 metros de altura, mató a las dos mujeres y a sus hijos Markis Hart, de 19 años; Jeremiah Hart, de 14; Abigail Hart, de 14; Hannah Hart, de 16 y Ciera Hart, de 12. Se cree que Devonte Hart, de 15 años, también falleció en el accidente, pero su cuerpo aún no ha sido recuperado.

Un año después, la oficina del sheriff del condado de Mendocino (California) y un patólogo forense, Greg Pizarro, han comenzado a publicar los resultados de sus investigaciones al jurado, encargado de decidir si la muerte de las dos mujeres y sus seis hijos fue accidental o un asesinato/suicidio.

Según Pizarro, el nivel de alcohol en sangre de Jennifer Hart era de 0,102 en el momento del accidente, muy por encima del límite de 0,08 en California. También testificó que Sarah Hart tenía un alto nivel de benadryl (un antihistamínico que tiene un efecto sedante en el organismo) en su torrente sanguíneo en el momento de su muerte.

Según la CBS, el forense ha explicado que Jennifer Hart murió de «múltiples heridas por objeto contundente» y que llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Por el contrario, Sarah Hart probablemente no llevaba puesto el cinturón cuando el SUV cayó por el acantilado.

Sarah Hart pudo ser identificada gracias a un permiso de conducir encontrado cerca del coche. Sin embargo, la identificación de Jennifer Hart fue más dificultosa ya que, mientras remolcaban el vehículo, su cuerpo cayó y se deslizó por las rocas hasta el agua.

Los cuerpos de los hermanos Markis, Jeremiah y Abigail fueron encontrados cerca del coche. Semanas más tarde, el cuerpo de Ciera Hart fue sacado del Océano Pacífico, mientras que una serie de restos humanos encontrados en un zapato tiempo después fueron comparados con los de Hannah Hart a través de pruebas de ADN. En el caso de Devonte Hart, su cuerpo no ha sido encontrado.

Un cargo de agresión doméstica

Días antes del accidente, un vecino de la familia Hart en Washington presentó una queja ante el estado en el que afirmaba que los niños, aparentemente, estaban siendo privados de comida como castigo.

Según medios locales, Sarah Hart se declaró culpable en el año 2011 de un cargo de agresión doméstica por lo que ella dijo que era un azote dado a uno de sus hijos. Funcionarios de bienestar infantil de Oregon investigaron a la pareja en 2013, pero el caso fue cerrado.