Internacional

Rusia rechaza la resolución del Consejo de Seguridad sobre el ataque químico en Siria

Los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia son los impulsores de esta propuesta ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

Actualizado:

Rusia ha rechazado el proyecto occidental de resolución presentado en el Consejo de Seguridad de la ONU en el que se condena el presunto ataque químico perpetrado en el norte de Siria y en el que murieron al menos 72 personas.

«El texto presentado es categóricamente inaceptable. Su defecto está en que se adelanta a los resultados de la investigación y sobre la marcha designa culpables», declaró María Zajárova, la portavoz de la Cancillería rusa, en una rueda de prensa.

La diplomática rusa aseguró que el proyecto tiene «un claro carácter antisirio» y subrayó que «su objetivo es dificultar y hacer prácticamente imposible avanzar en el proceso de negociación» para el arreglo del conflicto en el país árabe.

«El proyecto ha sido preparado a toda prisa. Se caracteriza por su negligencia. Plantear al Consejo de Seguridad ese texto es simplemente indecente», dijo.

Zajárova acusó a Estados Unidos, Francia y el Reino Unido de basarse en información falsa a la hora de proponer la resolución, y puso en duda la veracidad de los vídeos sobre dicho ataque publicados por medios occidentales.

Dejar de proteger a Assad

Por su parte, Francia y Reino Unido exigieron hoy a Rusia que deje de proteger al régimen sirio en Naciones Unidas y apoye una resolución de condena del supuesto ataque químico perpetrado en el norte de Siria.

«No hay ninguna alianza política que pueda justificar cerrar los ojos ante atrocidades masivas, contemporizar, desviar la atención del mundo a otras tragedias, negar las evidencias», dijo el embajador francés ante la ONU, François Delattre.

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, insistió en que los vetos rusos en el Consejo de Seguridad no hacen más que animar al régimen sirio a continuar matando y defendió que el texto que proponen su país, Francia y EE.UU. sobre el ataque químico debe ser perfectamente aceptable para cualquier país.

El texto occidental condena el ataque en la localidad siria de Jan Shijún, pide a la OPAQ que informe rápidamente sobre su investigación del suceso y exige a las autoridades sirias que colaboren con los expertos internacionales.

Las potencias occidentales no han dudado en responsabilizar al régimen sirio de Bachar al Assad del ataque, mientras el presidente estadounidense, Donald Trump, habló de un probable «crimen de guerra» y aseguró que Rusia e Irán, como garantes del alto el fuego en Siria, son responsables morales de lo sucedido.

Al respecto, el Kremlin aseguró hoy que sigue apoyando al Ejército sirio en su lucha contra el terrorismo pese a las acusaciones de que el régimen sirio está detrás del ataque químico.

A su vez, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashenkov, afirmó hoy que la aviación siria bombardeó ayer durante una hora un depósito de armas de los insurgentes que albergaba un taller para la producción de armas «tóxicas» destinadas a Irak.

«Desde este enorme arsenal de armas químicas los combatientes las enviaban al territorio de Irak. Su utilización por los terroristas ha sido demostrada tanto por las organizaciones internacionales como por el Gobierno de ese país», dijo.