Imagen facilitada por Rusia de un bombardeo de su Ejército sobre Latakia
Imagen facilitada por Rusia de un bombardeo de su Ejército sobre Latakia - EFE
Ayuda al presidente Assad

Primer soldado ruso muerto en la guerra de Siria

El Gobierno ruso afirma que se ha suicidado por problemas con su novia; su familia no se lo cree

Corresponsal en MoscúActualizado:

El soldado ruso de 19 años, Vadim Kostenko, falleció el pasado sábado en la base aérea rusa de Jmeimim, cerca de la ciudad siria de Latakia. La noticia fue difundida el lunes por activistas que intentan hacer seguimiento de las bajas que sufren las Fuerzas Armadas rusas en Siria y después fue corroborada por familiares de Kostenko al rotativo ruso RBK.

En un principio se dijo que el joven militar murió por la explosión de una bomba que estaba manipulando. Kostenko estaba adscrito a la base de Jmeimim en calidad de especialista técnico y tenía un contrato temporal con la Fuerza Aérea rusa. El servicio de prensa del Kremlin respondió ayer a preguntas de varios periodistas asegurando no poseer información sobre el suceso y aconsejó que se dirigieran al Ministerio de Defensa, en donde confirmaron la muerte de Kostenko, pero, según un portavoz castrense, debido a que él mismo se quitó la vida.

«Se suicidó estando fuera de servicio, mientras descansaba en su tiempo libre tras cumplir una misión», declara el Ministerio de Defensa. «Según las primeras informaciones obtenidas después de analizar los mensajes de texto de su teléfono móvil, la razón de la muerte del militar fue que tenía problemas en su relación personal con una chica», explica el portavoz.

Según se desprende de las entradas en su cuenta de la red social rusa Vkontakte, Kostenko mantenía relaciones con una joven de la región sureña de Krasnodar, de donde él procede también. Sus familiares, amigos y conocidos se hacen eco de su trágico final mostrándose, no solo apenados, sino perplejos. Prácticamente nadie se cree que haya podido suicidarse.

Sus padres, Alexánder y Svetlana, sostienen que hablaron con él por teléfono precisamente el sábado y «estaba animado y feliz». «Nos contaron que se había ahorcado por una chica. Nunca lo habría hecho. Conozco a mi hijo muy bien», aseguró Alexánder. La hermana de Vadim, Katia, afirmó que se llevaba muy bien con su novia y se iban a casar.

En cualquier caso, ha sido ordenada una investigación para esclarecer las circunstancias del fallecimiento. El presidente ruso, Vladimir Putin, decretó en mayo que las muertes de militares en operaciones realizadas en tiempos de paz se clasifiquen como secreto de Estado.

La semana pasada, El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos informó de la supuesta muerte de varios soldados rusos que luchaban en las filas del Ejército sirio. La Embajada rusa en Damasco y el Ministerio de Defensa lo desmintieron después categóricamente.

Voluntarios desde Ucrania

Evidencias sobre bajas mortales en el seno de las tropas rusas en Siria llegaron también desde el este de Ucrania. Los combatientes separatistas se han convertido en la principal cantera de «voluntarios» para ser enviados al país árabe. Se les exige experiencia militar y buena forma física. A cambio, son contratados por periodos de seis meses con salarios supuestamente dignos.

Rusia comenzó las incursiones aéreas en Siria el pasado 30 de septiembre con el objetivo de «estabilizar» el régimen de Bashar Al Assad y combatir al Estado Islámico. Moscú, sin embargo, está siendo acusado de atacar fundamentalmente a los grupos armados opositores que cuentan con el apoyo de Occidente.