Enfrentamiento entre el Reino Unido y la Unión Europea a causa del Brexit - AFP/ ATLAS

El posible colapso de las negociaciones hace mella en la libra

Caen también las bolsas europeas arrastradas por el clima de pesimismo

Londres Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El acuerdo sobre el Brexit en un punto muerto y la libra esterlina cotizando a la baja. Esas fueron las consecuencias inmediatas que tuvo ayer el supuesto encontronazo telefónico entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y la canciller alemana, Angela Merkel, en la que según fuentes de Downing Street quedó claro que alcanzar un consenso antes del 19 de octubre sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea es una opción cada vez más lejana.

Según fuentes del Gobierno británico citadas por medios locales, durante la conversación de ayer por la mañana Merkel fue tajante con Johnson al indicarle que la posibilidad de alcanzar un acuerdo es «esencialmente imposible» bajo la propuestas que el «premier» entregó la semana pasada a Bruselas. Merkel le habría indicado al líder conservador que no habrá un acuerdo para el Brexit a menos que Irlanda del Norte permanezca en la unión aduanera de forma permanente.

Las primeras consecuencias tras conocerse el detalle de la charla fue la caída de las bolsas europeas. Además, la libra esterlina perdió un 0,7% de su valor contra el euro y un 0,55% contra el dólar, llegando a su nivel más bajo en un mes, en lo que supone la mayor caída desde que el pasado 25 de septiembre el Tribunal Supremo declarase ilegal el cierre del Parlamento.

Las reacciones no se hicieron esperar y Twitter fue el campo de la batalla dialéctica. Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, expresó su impaciencia en un tuit dirigido a Johnson: «No quieres un acuerdo, no quieres una extensión (de las negociaciones), no quieres revocarlo, ¿quo vadis?», escribió. «Lo que está en juego no es ganar un estúpido juego de echar la culpa, en juego están el futuro de Europa y del Reino Unido así como la seguridad y los intereses de nuestra gente», aseguró Tusk.

También en un tuit se manifestó el responsable para el Brexit del partido laborista Keir Starmer, quien aseguró que el primer ministro «jamás asumirá ninguna responsabilidad por su propio fracaso para sacar adelante un acuerdo creíble».

Por su parte, Norbert Rottgen, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Bundestag, tuiteó que un acuerdo basado en las últimas propuestas del Reino Unido «no era realista desde el principio y, sin embargo, la UE ha estado dispuesta a conversar».

Según la BBC, citando fuentes cercanas a Downing Street, es probable que Reino Unido rompa las conversaciones esta semana, aunque desde la Comisión Europea lo negaron. «Las conversaciones continúan, no veo cómo podrían haberse roto si están teniendo lugar hoy mismo y continuarán en los próximos días», dijo la portavoz comunitaria, Mina Andreeva, quien además se mostró escéptica acerca de las supuestas palabras de la canciller alemana hacia su homólogo británico.