La Policía francesa detiene a una mujer que ocultaba los cadáveres de sus tres bebés en un congelador

La Policía francesa detuvo el miércoles a una mujer de 36 años residente en la localidad de Albertville, en el departamento de Saboya, después de hallar en su vivienda los cadáveres de tres bebés.La

OTR. PARÍS.
Actualizado:

La Policía francesa detuvo el miércoles a una mujer de 36 años residente en la localidad de Albertville, en el departamento de Saboya, después de hallar en su vivienda los cadáveres de tres bebés.

La mujer guardaba los cuerpos de sus tres hijos, nacidos en 2001, 2003 y 2006, en el congelador, pero los ocultaba en otro lugar cuando recibía la visita de su ex pareja, que terminó descubriendo los cuerpos sin vida al entrar en la casa y detectar un fuerte olor.

El macabro comportamiento responde a la psicología de la detenida, que no fue capaz de asumir sus embarazos e incluso se los ocultó a su familia y pareja. Así, tras sucesivos partos, en 2001, 2003 y 2006, la mujer, de 36 años de edad, introdujo a sus hijos en el congelador. Según confirmó el fiscal de Albertville, Henry-Michel Perret, en declaraciones al diario «Le Figaro», se ignora si la madre «asesinó a sus hijos o los dejó morir». Pero no será hasta el sábado, cuando concluya la autopsia del último bebé, que se pueda fijar el grado de intervención de la madre.

Nadie se percató de los cadáveres debido a que cuando le visitaba su ex pareja la mujer sacaba los cuerpos del congelador para que no lo descubriese.

Pero en su última visita el hombre detectó un fuerte olor cuando entró en la vivienda para recoger algunos muebles y localizó los cuerpos, ocultos en bolsas dentro de cajas junto a un árbol de Navidad sintético.

Los investigadores concluyeron que el estado de los cadáveres se debía a las congelaciones y descongelaciones a las que los cuerpos fueron sometidos. La madre sostiene que actuó sola en todo momento, exculpando a su ex pareja.