Dilma Rousseff, durante un acto oficial este lunes en Sao Paulo
Dilma Rousseff, durante un acto oficial este lunes en Sao Paulo - AFP

La Policía brasileña ordena detener al estratega de las campañas de Lula y Rousseff

El artífice de sus triunfos electorales, envuelto en la trama de corrupción de Petrobras, puede complicar de nuevo el mandato de la presidenta

Corresponsal en Sao PauloActualizado:

La Policía brasileña ha ordenado este lunes la detención de João Santana, el brujo del marketing político responsable de la estrategia de campaña que llevó a Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff a la presidencia de Brasil. Santana es también un publicista requerido en Iberoamérica y África, donde ha conseguido la elección de varios presidentes, gobernadores y congresistas.

Según la denuncia de la Fiscalía, Santana habría recibido 7,5 millones de dólares en cuentas en el extranjero, probablemente mediante el desvío de fondos. Los investigadores sospechan que parte esa suma (3 millones de dólares) procede de sobornos de contratos entre la estatal Petrobras y la constructora Odebrecht, entre 2012 y 2013. Otros 4,5 millones de dólares habrían sido desviados a través del ingeniero Zwi Skórnicki, representante en Brasil del astillero Keppel Fels, entre 2013 y 2014.

Skórnicki está detenido y Santana, que en estos momentos se encuentra trabajando en República Dominicana, debe ser detenido al regresar a Brasil. Las detenciones ordenadas este lunes forman parte de la fase 23 de la operación Lava Jato (lavacoches), que investiga una red de sobornos desviados de Petrobras a políticos de todos los partidos, especialmente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

«Existe una clara indicación de que estos valores provienen de la corrupción de la propia Petrobras»
Fiscal Dos Santos

«Existe una clara indicación de que estos valores provienen de la corrupción de la propia Petrobras. Es bueno que esto quede claro», informó el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima.

Santana trabajó en las dos campañas de Rousseff (2010 y 2014) y en la campaña de reelección del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2006. Su abogado, Fabio Toufic, informó a la Corte Suprema de que Santana y su esposa, Monica Moura, también acusada, estaban regresando a Brasil para presentarse ante la Policía lo antes posible.

La operación de este lunes también incluyó las oficinas de la constructora Odebrecht en São Paulo, donde fueron incautados ordenadores. El presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht, magnate de la construcción brasileña, se encuentra preso desde junio del año pasado.

La nueva fase de la investigación se llama «Acarajé», una forma de llamar al soborno entre los investigados y el nombre de una tapa típica del estado de Bahía, donde nació Santana. Estas revelaciones vuelven a poner en peligro el mandato de Rousseff, que pasó todo el año pasado bajo amenazas de destitución. Si se prueban los desvíos entre Santana y el PT, la campaña electoral de Rousseff vuelve a estar bajo sospecha de haber sido realizada con fondos ilegales, lo que puede desestabilizar nuevamente a su Gobierno.

Países con presencia de Odebrecht

La operación «Lavacoches» investiga una de las mayores redes de corrupción de la historia brasileña. Santana es famoso por sus victorias electorales en Brasil y en otros países. Fue publicista del presidente de El Salvador, Mauricio Funes, a quien ayudó a resultar elegido en 2009.

En 2012 trabajó por la reelección de Hugo Chávez en Venezuela; en la victoria de Danilo Medina en República Dominicana y en la de José Eduardo Santos en Angola. El año pasado perdió la elección de José Domingo Arias en Panamá. Curiosamente, Odebrecht tiene una presencia importante en todos estos países y uno de los puntos en investigación.