«Pedí una ayuda económica a la UE y me dijeron que sólo podían darme un avance del salario de Pilar»

Los familiares de la funcionaria desaparecida aseguran que nadie les "ha pedido disculpas" por la identificación errónea del cadáve

LUIS M. ONTOSO | MADRID
Actualizado:

Lleno de "rabia e incomprensión". De este modo se siente José Valverde, el marido de Pilar Juárez, la funcionaria comunitaria que desapareció en el seísmo de Haití mientras se encontraba trabajando en la sede de Naciones Unidas.

En una conversación con ABC.es, Valverde y su hijo, Bruno, que tratan de encontrar sin descanso a Pilar desde Santo Domingo, denuncian la escasa implicación de la Unión Europea. Tras las horas angustiosas que siguieron al anuncio equivocado del hallazgo del cuerpo sin vida de Juárez, ambos tratan de recomponerse. "Nadie nos ha pedido disculpas por habernos dado información errónea sobre el estado de mi mujer", lamenta su esposo.

A los seis largos días de espera, los errores en la identificación del supuesto cadáver y la "absoluta falta de información" por parte de los organismos internacionales se comienzan a sumar las dificultades económicas. Valverde dispone de una tarjeta "clonada" y otra de una entidad bancaria convertida en polvo y escombros. Es decir, nada.

Sin perder la esperanza

Desde el día del terremoto, su hijo y él han subsistido con unos cheques bancarios, cada vez más escasos. "Pedí una ayuda económica a la Unión Europea y me han dicho que lo único que pueden darme es un avance del salario de Pilar". Unas horas antes, Jerzy Buzek, el presidente del Parlamento Europeo, había expresado su "enorme tristeza" por la desaparición de la funcionaria española, tras lo cual se guardó un minuto de silencio en la Eurocámara.

Valverde, un hombre tranquilo y conciliador, que habla de que incluso en una situación así ha logrado extraer "lecciones positivas", no oculta su enojo. "¿Cómo crees que voy a sentirme pagando esta conversación telefónica con el dinero de Pilar?". Lleva gastados más de 40.000 dólares en teléfono. Atiende a los medios de comunicación con una tarjeta SIM española –con los gastos en la recepción de llamadas desde el extranjero que esto supone- durante una media de 6 a 8 horas.

"No queremos perder la esperanza". Los familiares de Juárez tratan de enviar una solicitud para que "algún organismo" les proporcione la lista de "aviones, hospitales y destinos de los rescatados" en el edificio de la ONU, un antiguo hotel muy conocido de Puerto Príncipe, donde desapareció su mujer.