La candidata demócrata a las últimas elecciones presidenciales de EE.UU., Hillary Clinton
La candidata demócrata a las últimas elecciones presidenciales de EE.UU., Hillary Clinton - REUTERS

Lo que pasó, según Hillary

La ex secretaria de Estado cobrará entradas de hasta 2.375 dólares en la gira para presentar su nuevo libro

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

No es mal consuelo, aunque insuficiente para saciar la sed de derrotada que aún embarga a Hillary Clinton. La última candidata demócrata a la presidencia se ha lanzado a publicar sus memorias sobre el proceso electoral más controvertido de la historia reciente de Estados Unidos, donde el mundo editorial todavía es capaz de encontrar el éxito en muchos de sus lanzamientos.

La política, y en particular el testimonio personal de quienes acaparan el protagonismo mediático, siguen proporcionando negocio a los promotores de libros. Y más si la publicación incorpora elementos morbosos, como la alusión personal de Hillary a su rival y vencedor en la pasada elección, a quien tacha de «asqueroso» cuando relata el momento en el que Trump se le acercó por la espalda durante el segundo de los debates presidenciales. «Sentí que se me erizaba el pelo. Es uno de sus momentos en los que sientes la necesidad de decirle a alguien: “Eh, ¿qué haces? ¡Atrás!”».

Heridas sin cerrar

Es el pasaje más llamativo de unas memorias que verán la luz el 12 de septiembre y que recopilan la declaración personal de quien aún no ha cerrado las heridas de una derrota que consideraba imposible. Para Hillary, el culpable sigue siendo James Comey, el polémico exdirector del FBI, quien anunció (y después descartó) nuevas pruebas contra ella en la investigación de sus polémicos e-mails, a diez días de la cita con las urnas. El título del libro, «What Happened» («Lo que pasó»), es suficientemente expresivo del impacto recibido, capaz de paralizar a todo un Partido Demócrata, que solo combate el fenómeno Trump mediante la continua denuncia de la connivencia rusa en la campaña.

La expectativa de un nuevo negocio no le ha ahorrado a Hillary mofas en Twitter, como la que el propio Trump compartió este fin de semana con sus casi 36 millones de seguidores. Se trata del montaje de un libro con la imagen del actual presidente y un título que responde así al que plantea Hillary en su libro: «I Happened» («Lo que pasó fui yo»).

Pero el disgusto será menor con el pellizco económico que la nueva publicación proporcionará a la fracasada exsecretaria de Estado. Aunque no ha trascendido aún la cantidad que percibirá de la editorial Simon & Schuster, la misma que se hizo cargo en 2014 de «Hard Choices» («Decisiones difíciles»), su anterior libro, la gira que iniciará en breve Hillary da una idea de que la máquina de hacer negocio «Clinton» vuelve a ponerse en marcha. En las quince ciudades de Canadá y Estados Unidos que encabezan la serie de presentaciones, los actos incluirán la venta de entradas, que podrán alcanzar los 2.375 dólares. Es el caso de Toronto, arranque de la campaña, donde los 3.000 dólares canadienses que cuesta el «VIP platinum ticket» permitirán a sus compradores un asiento en primera fila en el acto de presentación, una fotografía con la autora y la firma personal del libro a cargo de Hillary. La entrada más barata en la ciudad canadiense superará ligeramente los 70 dólares estadounidenses. Después de Toronto, la gira continuará en Vancouver y en al menos una docena de estados de la Unión. Para el acto de Nueva York, el feudo clintoniano por excelencia, se han previsto entradas a un único precio de 750 dólares, que la editorial espera agotar.