La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica
La primera ministra británica, Theresa May, da un discurso en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica - AFP

¿Cómo es el proceso para la moción de censura contra May?

Por ahora solo 25 «tories» han hecho públicas sus cartas, aunque se cree que varios más las habrían enviado sin anunciarlas

Corresponsal en LondresActualizado:

La gran pregunta que rodea a la política británica estos días es si, finalmente, los diputados rebeldes conservadores serán capaces de sacar adelante una moción de censura contra su líder, la primera ministra Theresa May. El Brexit ha dinamitado a los «tories» y la única manera de hacer caer a May es mediante este sistema implantado en 1998 por el que entonces era líder de la oposición y cabecilla de los conservadores en la Cámara de los Comnes William Hague. Pero ¿en qué consiste esta moción de censura interna? ¿Puede Theresa May caer antes de tratar, al menos, de llevar su acuerdo al Parlamento?

El primer paso para que esto suceda es que un 15% de los diputados conservadores presente una carta pidiendo esta moción al presidente del Comité 1922 Graham Brady, que es aquel que debe anunciarla. Esto significa que con 48 conservadores de los 315 que actualmente tienen participación en la Cámara de los Comunes la moción estaría en marcha. El proceso es anónimo y hasta que no se llega a este número de peticiones no se hace efectiva. Por ahora solo 25 «tories» han hecho públicas sus cartas, aunque se cree que varios más las habrían enviado sin anunciarlas.

El siguiente paso es convocar esa moción que podría tener lugar, incluso, al día siguiente de que se llegase a esa cifra de 48 diputados como sucedió la última vez que este caso se dio en 2003, si Brady y May así lo consensuan. Entre ambos tienen que decidir la fecha en la que se celebrará una votación entre los 315 diputados conservadores y para sobrevivir a esa moción, May necesita una mayoría simple, recibir el apoyo de 158 de ellos.

Dos escenarios posibles a raíz de esta votación: si May gana, su liderazgo no podría ser cuestionado mediante este proceso en al menos 12 meses, pero si pierde estaría obligada a dimitir como líder del partido y como primera ministra británica y no podría postularse de nuevo a las primarias conservadoras.

Si finalmente May no superase la moción y hubiese un candidato de forma unánime este reemplazaría a la premier tanto en su papel de líder de los «tories» como en el de jefe de Gobierno.

Si en cambio, varios candidatos se postulasen al cargo se producirían varias votaciones hasta que quedasen solo dos de ellos cayendo en cada ronda el que menos candidato tuviese. El ganador saldría de una votación más amplia, en la que participan todos los miembros del Partido con al menos tres meses de militancia.

Lo que aún no parece claro serían los hipotéticos candidatos a suceder a Theresa May. Los más posicionados, al menos entre el ala más euroescéptica serían el exministro de Exteriores Boris Johnson o el exministro para el BrexitDavid Davis, quien ya perdió unas primarias ante David Cameron en 2005. Del ala más europeísta podría presentarse el actual ministro de Economía Philip Hammond. Aunque los que podrían tener más apoyo serían dos que no se han mojado especialmente con el proceso de salida de Reino Unido de la UE como son el ministro del Interior Sajid Javid o el que ostentan ahora la cartera de exteriores Jeremy Hunt.