Los partidos políticos de la oposición repudian la dictadura de Maduro

Consideran de ilegal e inconstitucional el decreto del Ejecutivo venezolano

LUDMILA VINOGRADOFF
Corresponsal en CaracasActualizado:

Por primera vez en 17 años los partidos políticos de la oposición han empezado a llamar por su nombre como «la dictadura» de Nicolás Maduro tras haber anunciado su decreto de Estado de Excepción y renovación de la Emergencia Económica el viernes pasado que suspende los derechos constitucionales, entre ellos, el referendo revocatorio para recortar el mandato presidencial y eventualmente eliminar al mismo Parlamento.

La reacción de las diversas organizaciones políticas que militan en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha sido de indignación, por decir lo menos. Es una «locura» calificó Voluntad Popular; es un «autogolpe» sostuvo Jesús «Chuo» Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD; es «inconstitucional y antidemocrática», sostiene el diputado Omar González Moreno de Vente Venezuela, pero todos coinciden en su carácter dictatorial.

El polémico decreto todavía no ha sido publicado en la Gaceta Oficial y no se ha podido analizar en detalle sus alcances. Sólo han sido las declaraciones de Maduro anunciando su «loco» plan que llevará al país a la «catástrofe», como dice Freddy Guevara del partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López.

El diputado Freddy Guevara, secretario de Voluntad Popular, ratificó la declaratoria del parlamento sobre la «ruptura del hilo constitucional». Dijo que el decreto de Maduro «termina de legalizar la dictadura iniciada con Chávez. Es un autogolpe del chavismo y ya no cuidan ni la forma para suspender los derechos y libertades».

«No vamos a acatar la suspensión de garantías y restricciones del autogolpe de Maduro. Ni siquiera Chávez en peores condiciones se atrevió a tanto. Alertamos a la comunidad internacional de lo que ocurre en Venezuela», añadió Guevara.

Dijo que Maduro está jugando con fuego. «El referendo revocatorio es una válvula de escape al creciente descontento social por la crisis. ¿Acaso Maduro quiere una guerra civil al dar poder a los colectivos armados para la seguridad pública?, ¿Quiere ser como Nerón que quemó a Roma, quemando a Venezuela?», añadió.

«No nos vamos a rendir ni claudicar. Rechazamos las declaraciones Alvaro Uribe de pedir la intervención armada extranjera en Venezuela», dijo Guevara.

El jefe de Voluntad Popular desafió a Maduro, dijo que los venezolanos quieren un cambio en paz por la vía electoral. «No nos sometemos. No a la sumisión. Vamos a luchar pacíficamente», dijo al ratificar las convocatorias de las protestas en la calle como la del próximo miércoles.

La exdiputada María Corina Machado, fundadora de Vente Venezuela, afirmó que «a mí me complace que la MUD finalmente haya entendido que este gobierno es una dictadura. En segundo lugar, que hayan asumido como política que Maduro no puede permanecer en el poder hasta 2019, y en tercer lugar, que para lograr un cambio político constitucional en los plazos que exige el drama social, es indispensable la movilización y la presión popular. Eso es un gran paso que finalmente se ha concretado».

Por su lado el diputado Omar González Moreno dijo «si el régimen desconoce a la Asamblea Nacional [AN], los ciudadanos desconocerán al régimen».

«Ellos saben que no cuentan con el apoyo de los venezolanos, que perdieron la calle, la legitimidad y la capacidad de maniobra. Por estas razones, buscan crear un clima de tensión para justificar acciones plenamente inconstitucionales, ilegales y antidemocráticas», sostuvo.

González Moreno adelantó que el régimen iniciará una serie de maniobras que pretenderán el «fusilamiento de la Asamblea Nacional».

Si esto llegase ocurrir —subrayó— y el régimen toma el Poder Legislativo por la fuerza, dándole un golpe de Estado a la voluntad ciudadana, entonces será el momento para que los ciudadanos terminen de desconocer a un sistema gubernamental que viola la Constitución y se declara abiertamente antidemocrático.