Nace oficialmente el Partido Pirata en Brasil
El Partido Pirata de Suecia celebra sus resultados en las elecciones de 2009 - reuters

Nace oficialmente el Partido Pirata en Brasil

El movimiento da su salto a la política impulsado por los ejemplos suecos, argentinos, españoles o chilenos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Partido Pirata brasileño fue lanzado hoy oficialmente como formación política en un acto en la localidad brasileña de Recife, que contó con la presencia de Rick Falkvinge, el fundador en 2006 del Partido Pirata de Suecia, según informaron los integrantes en su página en internet. La formación, que venía actuando desde 2007 como un movimiento dedicado a la defensa de reformas en las leyes de propiedad intelectual en Brasil, nace a imagen y semejanza de otras iniciativas concebidas, también bajo el ejemplo sueco, en Argentina, España o Chile. Como estos, el nuevo Partido Pirata de Brasil defiende la libertad en el intercambio de informaciones en internet, la adopción de softwares libres y la inclusión digital.

El acto, al que acudieron unos 100 representantes de 15 de los 27 estados del país, coincidió con la Campus Party de Recife, que reunió en la capital del estado de Pernambuco (noreste de Brasil) a cientos de internautas y aficionados a novedades tecnológicas de todo Brasil. En la reunión también fueron aprobados el programa y los estatutos del Partido Pirata de Brasil (PPBr), y elegida la primera directiva.

«Los grupos de trabajo que venían funcionando en internet ahora van a refinar los documentos para que podamos realizar nuestra primera asamblea general», afirmó Alexsandro Albuquerque, uno de los fundadores de la formación y que fue elegido como su primer secretario general. «No podemos pedirle a un diputado o a un senador que nos ayude. Necesitamos estar en el Congreso para defender nuestras propuestas», afirmó Leandro Chemalle, otro de los fundadores, al anunciar la intención de la formación de postular candidatos a la Cámara de Diputados y al Senado en las elecciones de 2014.

Tras dicha asamblea, los dirigentes del Partido Pirata comenzarán a recoger las cerca de 500.000 firmas necesarias para poder registrar la formación ante el Tribunal Superior Electoral (TSE), formalidad necesaria para poder aspirar a cargos electivos y realizar proselitismo político.