Las Policías irlandesa y norirlandesa jugarán al fútbol en el estadio del primer «Domingo Sangriento»

Competirán en el Croke Park de Berlín, donde 14 personas murieron en 1920 asesinadas por fuerzas paramilitares británicas

dublín Actualizado:

Por primera vez en la historia del deporte gaélico irlandés, un equipo de la Policía norirlandesa (PSNI) se enfrenta este viernes a sus colegas de la Policía irlandesa (Garda) en el mítico estado dublinés de Croke Park. Ambas escuadras llevan viéndose las caras cada año desde 2002, pero este será el primero en el que los hombres de la PSNI pisen el césped del «Croker», el cuartel general y templo casi sagrado de la Gaelic Athletic Association (GAA). Los medios de comunicación, sin embargo, no podrán acceder al estadio y tampoco se sabe la hora del pitido inicial dadas las fuertes medidas de seguridad adoptadas por la Garda ante la posibilidad de que se produzca una acción violenta por parte de grupos disidentes del IRA.

La GAA es una agrupación aficionada católica que engloba a dos de los deportes de mayor arraigo nacionalista en la isla, el fútbol gaélico y el hurling, una especie de hockey autóctono. Croke Park quedó marcado por la tragedia el 21 de noviembre de 1920, en plena guerra de la independencia, por el primer «Domingo Sangriento» de otros muchos que han ocurrido en Irlanda. Fuerzas paramilitares del Ejército británico entraron en el campo y abrieron fuego contra el público y los jugadores, que disputaban un encuentro de fútbol gaélico, causando 14 muertos, entre ellos tres niños, y decenas de heridos. Esa misma mañana, al alba, un grupo de hombres del legendario dirigente del IRA Michael Collins, conocidos como la «Banda del Cairo», había asesinado a sangre fría en sus domicilios de la capital a 14 agentes británicos, algunos de ellos todavía en pijama. Desde entonces, la infame regla número 21 de la GAA ha prohibido practicar sus deportes a cualquier miembro de las fuerzas de seguridad británicas, normativa que fue abolida en 2001, al abrigo del proceso de paz en Irlanda del Norte.

El superintendente de la PSNI Gerry Murray, miembro del comité de la GAA, aseguró a la cadena BBC que ambas escuadras mantienen «muy buenas relaciones». «Esta es una ocasión maravillosa para que ambos servicios de policía jueguen en Croke Park. Ambos se han enfrentado en ocasiones anteriores y este encuentro nos servirá para probar nuestro estado de forma», declaró el dirigente de la PSNI, un cuerpo mayoritariamente protestante.