Mansur Yavas, el ganador de la alcaldía de Ankara, saluda a sus partidarios en Ankara
Mansur Yavas, el ganador de la alcaldía de Ankara, saluda a sus partidarios en Ankara - AFP

El partido de Erdogan pierde la Alcaldía de Ankara en las locales

El gobernante AKP sufre un importante revés en las principales ciudades

Actualizado:

El Partido de Justicia y Desarrollo (AKP, islamista) del presidente Recep Tayyip Erdogan sufrió ayer un imporante revés en las principales ciudades turcas. Al cierre de esta edición estaba prácticamente empatado en el recuento de votos en las elecciones municipales, pero ya se daban por perdidas las alcaldías de la capital, Ankara, y la de Esmirna, la tercera ciudad en importancia del país. El descalabro podría ser mayor, puesto que anoche no estaba claro que su partido hubiese vencido en Estambul, la mayor urbe turca, donde se divisaba un ajustado empate entre la formación de Erdogan y el socialdemócrata CHP. El Gobierno, pasada la medianoche seguía sin dar resultados concretos. Los últimos escrutinios conocidos daban una mínima ventaja, de apenas 4.400 votos, para el candidato del AKP, Binali Yildirim, a falta de escrutar unas 100.000 papeletas.

En Ankara, con el 93% de los votos escrutados y una participación del 83,34%, el candidato del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), Mansur Yavas, ganaba con el 50,62%, según la agencia oficial turca Anadolu. El representante de este mismo partido en la ciudad turística de Izmir, Mustafa Tunc Soyer, se situaba al frente con un 58,28% de los votos, mientras que en la provincia de Diyarbakir, en el suroeste del país, era el aspirante del Partido Democrático Popular (HDP, de izquierdas y prokurdo), Adnan Selcuk Mizrakli, quien se perfilaba como ganador con cerca del 60% de los votos.

Unos 57 millones de turcos con derecho a voto estaban llamados a las urnas para decidir a quién entregar el bastón de mando de las alcaldías. En 30 ciudades, no obstante, la autoridad del consistorio abarca toda la provincia, por lo que la afiliación del alcalde o la alcaldesa tiene un peso considerable en la política nacional, según apunta Efe. Esto es especialmente visible en Estambul, ciudad que congrega 10 de los 57 millones de votantes turcos y genera el 30% del producto interior bruto (PIB) del país.

Consecuencias nacionales

El AKP, que gobierna Turquía desde 2002, se alió para estas elecciones con Acción Nacionalista (MHP), la formación clásica de la ultraderecha, para formar la alianza Cumhur (Público). Mientras, el CHP pactó con IYI Parti, escisión moderada del MHP, y concurría bajo el nombre de Millet (Nación).

Una derrota del AKP en Estambul y Ankara, gobernadas por este partido y sus predecesores de la órbita islamista desde los años 90, sería un duro varapalo que afectaría seriamente a la política nacional de los próximos años.