Algunos de los niños que podrían haber sido involucrados en las supuestas adopciones ilegales | REUTERS
Algunos de los niños que podrían haber sido involucrados en las supuestas adopciones ilegales | REUTERS

Los padres de los niños haitianos fueron engañados por los 10 americanos

EP | MADRID
Actualizado:

Los 33 menores de entre dos meses y 12 años de edad que iban a ser sacados ilegalmente del país por un grupo de estadounidenses han sido alojados en un centro de acogida de la ONG Aldeas Infantiles SOS situado en Santos, a las afueras de Puerto Príncipe. Los niños estaban «agotados, hambrientos y sedientos», según reveló este lunes Aldes Infantiles en un comunicado.

«La mayoría de los niños, de entre tres meses y 12 años, estaban en condiciones emocionales muy malas y uno de los bebés tuvo que ser hospitalizado», explica la ONG. Sin embargo, «actualmente todos se encuentran en buen estado de salud».

Miembros de la Cruz Roja dominicana prestaron asistencia médica a los menores tras su llegada a la Aldea de Santo, donde fueron admitidos tras una solicitud del Instituto de Bienestar Social de Haití. Según los primeros datos, algunos de estos niños tienen padres a los que se habían persuadido con pretextos falsos para entregar a sus hijos, sostiene Aldeas Infantiles.

Una de las madres que acudió a recoger a sus hijos mostró una carta de la Organización Nueva Vida, New Life Children Refuge en inglés, a la que supuestamente pertenecían los diez misioneros estadounidenses arrestados. «Tenemos un hermoso lugar para vivir con un campo de fútbol, piscina, muy cerca del mar. Contamos con la autorización del Gobierno para llevar a los niños y bebés de hasta 10 años a estos orfanatos de República Dominicana. Los familiares y amigos pueden visitarlos y ver el funcionamiento en nuestra página web... », explica la carta.

El autobús que transportaba a los estadounidenses y a los 33 supuestos huérfanos fue registrado el viernes por la noche en el control de Malpasse, el principal paso fronterizo entre Haití y República Dominicana. Los agentes haitianos detuvieron a los estadounidenses por no tener documentación alguna que justificara la tutela de los menores y más tarde las autoridades haitianas revelaron que la mayoría de ellos tenían en realidad familia.

Ahora un juez haitiano examina el caso para decidir si los religiosos estadounidenses arrestados serán juzgados en Haití o serán trasladados a Estados Unidos para ser encausados, según explicó la ministra de Comunicación haitiana, Marie Lassegue.

Patricia Vargas, directora regional de Aldeas Infantiles SOS en Haití, subrayó lanecesidad imperiosa de proveer atención y protección adecuada, especialmente para los niños en situaciones de emergencia.

«Todos los interesados -tanto el Gobierno de Haití, como agencias gubernamentales y no gubernamentales locales, nacionales e internacionales- deben prevenir la separación innecesaria de familias así como de evacuaciones improcedentes y posiblemente perjudiciales, e impedir la trata de niños por medio de adopciones improcedentes o ilegítimas al extranjero en situaciones de emergencia», afirmó.

Aunque el apoyo psicológico no ha podido ser facilitado por falta de recursos humanos, uno de los voluntarios está organizando terapia de grupo, mientras los adolescentes de la Aldea han formado equipos para recuperar la normalidad de estos niños