Un residente de Gibraltar camina con la bandera de Union Jack
Un residente de Gibraltar camina con la bandera de Union Jack - REUTERS

Oxfam presiona a la UE para que incluya a Gibraltar, Luxemburgo e Irlanda en su lista de paraísos fiscales

La ONG ha propuesto a Bruselas los treinta y cinco países que deberían integrar la lista negra europea según los planes anunciados por la UE, así como varios Estados miembros, que en principio se verán exentos

Actualizado:

Cerca del 50% de los flujos internacionales de capital pasa por paraísos fiscales - según el FMI- privando de cientos de miles de millones de euros de impuestos a los Estados. Para luchar contra la desigualdad y la pobreza que genera la evasión fiscal -y también por la presión del escándalo de los « Papeles del paraíso»-, la UE se propone crear una lista negra de paraísos fiscales que operan fuera de sus fronteras y sancionar a los que allí se encuentran. Sin embargo, Bruselas ya ha anunciado que ningún estado de la UE se incluirá en la lista negra ya que están teóricamente sujetos a las mismas reglas fiscales.

La delegación francesa de la ONG Intermón Oxfam, que ha publicado este martes un informe con los países que deberían aparecer en la lista negra europea, ha pedido a la Unión que no se olvide de que países como Irlanda, Luxemburgo, Malta y Países Bajos incumplen las reglas fiscales según los criterios comunitarios. Además, la organización propone, en una «estimación conservadora», los treinta y cinco países que deben integrar la lista negra europea. Entre ellos se debería encontrar Gibraltar, una de las diez regiones autónomas especiales vinculadas a la UE que, si se formaliza finalmente el Brexit, dejará de formar parte oficialmente de la Unión.

Según se ha planteado la lista negra europea, estima Oxfam, deberían integrar la lista, además del peñón, Albania, las Bahamas, las Bermudas, Bosnia y Herzegovina, los Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Mauricio, Jersey, Nueva Caledonia, Suiza, Singapur y Taiwán.

El proceso de elaboración de la lista europea, describe la ONG, se basa en tres criterios para identificar paraísos fiscales: transparencia, equidad tributaria y participación en foros internacionales sobre fiscalidad. La iniciativa, que espera ser presentada el próximo 5 de diciembre, parte de la Comisión Europea, aunque finalmente han sido los Estados y del Grupo Código de Conducta quienes han asumido su desarrollo.

La lista, que ha estado en preparación durante casi un año y medio, debe ir acompañada de «sanciones apropiadas», ha insistido Pierre Moscovici, Comisario europeo de Asuntos Económicos y gran idéologo de la iniciativa. «Estamos en pleno proceso de 'escaneo', para examinar la situación de unos cincuenta países, no habrá 50 al final, pero me gustaría que la lista sea extremadamente creíble», agregó a principios de noviembre. Sin embargo, como adelanta el vespertino « Le Monde», nada indica que los ministros adopten sanciones de manera coordinada a nivel europeo. Luxemburgo, Malta e Irlanda rechazan cualquier tipo de castigo económico para los señalados.