Un barco de la Guardia costera italiana
Un barco de la Guardia costera italiana - EFE

La ONG Human Rights at Sea niega que haya otro barco con cientos de 790 inmigrantes a bordo

Se suman a los 629 inmigrantes que se encuentran a bordo del Aquarius y que Italia ha rechazado acoger

Corresponsal en Roma Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La portavoz de la ONG Human Rights at Sea, Giorgia Linardi, ha negado que un barco de la organización humanitaria lleva a bordo inmigrantes. Un tuit del ministro del Interior italiano y líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, había hecho caer en el error e informar de que otros 790 inmigrantes rescatados este domingo en el Mediterráneo se encuentraban a bordo de un barco de la Guardia Costera italiana y esperaban a que se les indicara puerto para desembarcar. Es cierto que la nave se encuentra en aguas libias, pero sin rescatados, según declaro Linardi al canal italiano Sky news.

La información desmentida saltó en plena polémica por el cierre de los puertos italianos al barco Aquarius, con más de 600 inmigrantes a bordo.

Fuentes de la Guardia Costera italiana habían explicado a Efe que la mayoría de ellos han sido trasladados a la patrullera «Diciotti» de este cuerpo marítimo y que aún no han asignado un puerto.

El portavoz del área del Mediterráneo de la Organización Internacional para las Migraciones, Flavio Di Giacomo, ya había expresado a Efe su temor de que existieran estos 790 también en espera de que se les condujera a un puerto.

Según algunos medios, se ha organizado una reunión de urgencia para solucionar el supuesto cierre de puertos ordenado por el ministerio del Interior italiano, Matteo Salvini. Italia negó ayer domingo dar un puerto al Aquarius y reclamó a las autoridades maltesas que se hiciesen cargo del barco.

En el Aquarius viajan en estos momentos 629 inmigrantes, entre ellos 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas, rescatados en la jornada. De estos, Sos Méditerranée comunicó que socorrió a 229 personas, mientras que el resto de inmigrantes fueron rescatados por la Guardia Costera italiana y barcos mercantes y después los trasladaron al Aquarius.