La OSCE afirma que los comicios se acercaron «sustancialmente» a las normas europeas

Kiev. Agencias
Actualizado:

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) aseguró hoy que la nueva segunda vuelta de las elecciones presidenciales ucranianas, celebrada ayer, se acercó "sustancialmente" a las normas de la OSCE y de otros criterios europeos e internacionales sobre elecciones democráticas.

En un comunicado preliminar hecho público hoy en Kiev, la organización elogió el "interés activo en el proceso democrático" que ha mostrado la sociedad civil. Las elecciones estuvieron supervisadas por 1.370 observadores de 44 países y varias organizaciones, un número récord.

La misión de observadores ha concluido que en esta ocasión las condiciones de la campaña fueron más equitativas que en la segunda vuelta original celebrada el 21 de noviembre. Los observadores han recibido menos denuncias de presiones, la administración electoral ha sido más transparente y los medios de comunicación más equilibrados.

"No puedo expresar lo contento que estoy de poder decir que en nuestra opinión las elecciones en Ucrania se han acercado sustancialmente a los estándares de la OSCE y a otros estándares europeos en tan poco tiempo", dijo el coordinador especial de la misión, Bruce George.

Por su parte, el jefe de la misión observadora de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Tadeusz Iwinski, expresó su "respeto" por cualquiera que sea la elección del pueblo ucraniano, que según dijo, ha sido "clara y democrática". Aun sin saber quién será, Iwinki invitó al próximo presidente ucraniano al pleno de la Asamblea en enero.

"Los hallazgos de nuestra misión contrastan abruptamente con las de otras rondas, y revelan que el pueblo ucraniano está comprometido con los principios y prácticas democráticas", indicó el número dos de la misión enviada por la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, Karl Lamers.

También el jefe de la misión del Parlamento Europeo, Jacek Saryusz-Wolski, subrayó que el pueblo ucraniano merece ser felicitado por su "rechazo a aceptar el intento de las autoridades de negarles su derecho a elegir libremente su presidente".

Para el jefe de la misión de observación a largo plazo de la OSCE, Geert-Hinrich Ahrens, en Ucrania se han dado pasos que ya no tienen vuelta atrás, por ejemplo en la profesionalización de la Comisión Electoral Central. Ahrens confió en que próximamente haya mejoras en otros campos como la elaboración del censo y la posibilidad de observadores no partidistas.

Entre las mejoras registradas en esta nueva segunda vuelta, el responsable de la OSCE subrayó que ha habido menos ejemplos de abuso de los recursos del Estado, que se han respetado las libertades de asociación y reunión y que la cobertura de los medios era más imparcial y equilibrada.

Entre las asignaturas pendientes, censos pobremente preparados, panfletos y materiales de campaña considerados incendiarios y falta de claridad a la hora de definir el papel de la Policía durante la jornada electoral.