Ordenan la detención del ex jerarca de la dictadura argentina y doce ex militares

Agencias/Buenos Aires
Actualizado:

La justicia argentina ordenó el lunes el arresto del ex jerarca de la dictadura Eduardo Harguindeguy y otra decena de ex jefes militares, en la causa que investiga el Plan Cóndor de coordinación represiva en el Cono Sur en las décadas del 70 y 80, informaron fuentes judiciales.

El juez federal Jorge Urso pidió la detención de Harguindeguy, el primer ministro del

Interior de la última dictadura argentina (1976-83), además de la de otros 10 ex jefes

castrenses. La nómina incluye además a los generales (r) Ramón Díaz Bessone, José Vaquero y Fausto González, Leopoldo Flores, José Rogelio Villarreal, Juan Pablo Saá, Eugenio Guañabens Perello, y los ex coroneles Eduardo Delio, Carlos Tragant, Hugo Pascarelli y Carlos Londoni.

Por la ejecución del Plan Cóndor, está detenido con prisión domiciliaria el ex dictador Jorge Videla (presidente de facto entre 1976 y 1981) imputado por la "autoría mediata" en "casos puntuales" de 70 extranjeros desaparecidos durante su gobierno. Urso convocó a indagatoria a Videla, para el 23 de julio, y entre el 16 y 19 de julio a los ex jerarcas de la dictadura Carlos Suárez Mason, Juan Bautista Sasiain, Santiago Riveros, Cristino Nicolaides y el ex almirante Antonio Vañek, todos ellos detenidos por crímenes de lesa humanidad en otras causas.

También deberán declarar ante Urso, el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Menéndez, preso en Córdoba (centro), y el ex gobernador de la provincia de Tucumán (norte) Antonio Bussi, detenido en su distrito. El Plan Cóndor fue aplicado por los regímenes militares de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile,

Paraguay y Uruguay, en una suerte de internacional represiva, para perseguir y eliminar a opositores, intercambiando información y compartiendo operativos de secuestro, traslado y desaparición de personas.

Las características del Plan Cóndor fueron reveladas luego de que el abogado paraguayo Martín Almada descubrió cinco toneladas de documentos en una comisaría de Asunción el 22 de diciembre de 1992, bautizados como Archivos del Terror. Según Almada, el Plan fue presentado por primera vez a fines de 1975 por el entonces jefe de la Dina (policía secreta chilena) Manuel Contreras Sepúlveda.