Orden de búsqueda internacional contra el padre de la familia asesinada en Nantes
Flores ante la casa de la familia asesinada en Nantes - REUTERS

Orden de búsqueda internacional contra el padre de la familia asesinada en Nantes

La madre y los cuatro hijos fueron «ejecutados metódicamente» antes de esconder sus cadáveres en el jardín

AFP
NANTES Actualizado:

Francia ha emitido una orden de búsqueda internacional sobre Xavier Dupont de Ligonnès, el padre de la familia asesinada en una casa de Nantes, según ha anunciado hoy el procurador de Nantes.

Sobre el hombre no pesa aún una orden de detención porque la investigación judicial por los asesinatos abierta este viernes es «contra X» , según ha precisado el procurador de la República, Xavier Ronsin. Se le busca como principal «testigo». Los investigadores quieren contrastar su «relato» con sus «hipótesis de trabajo», según el procurador. El padre fue visto por última vez en Roquebrune-sur-Argens, en el departamento de Var, el pasado 15 de abril.

Las autopsias realizadas el viernes han revelado que la madre y sus cuatro hijos, con edades comprendidas entre los 13 y los 20 años, fueron asesinados de forma «metódica» antes de que sus cuerpos fueran escondidos cuidadosamente en su jardín.

Según las primeras investigaciones, las víctimas murieron mientras dormían. Los análisis confirmarán si habían sido previamente drogados.

Los investigadores creen que murieron entre el 3 y el 4 de abril, fecha de la desaparición de los «signos de vida autónoma» de las víctimas, como contactos visuales o telefónicos directos.

Desaparición de otra mujer en Lorgues

El fiscal ha reconocido también una «coincidencia» entre el paso de Xavier Dupont de Ligonnès por el departamento de Var y la «inquietante desaparición» de una mujer, Colette Deromme, el 14 de abril en Lorgues, un pueblo de Var donde él residió antes de 2003.

Uno de los vehículos familiares, un Citroën C5, fue descubierto el viernes en el aparcamiento del hotel Formule 1 de Roquebrune-sur-Argens, donde el sospechoso pasó la noche del 14 al 15 de abril.

Pero en este momento «no se ha establecido ninguna vinculación procesal» precisó el procurador, estimando «prematuro» relacionar ambos casos.

El arma del crimen no se ha encontrado pero se trata de un rifle de calibre 22, el mismo que el del arma que recientemente heredó el padre de familia. Aunque no se conocía su interés por las armas de fuego, se había inscrito recientemente en un centro de tiro, según indicó ayer el jefe de la policía judicial de Nantes, Laurent Chavanne. Compró municiones para un arma de este tipo el 12 de marzo.

Xavier Dupont de Ligonnès tenía ingresos «relativamente bajos» y problemas financieros, según el fiscal. Tendría una deuda de al menos 50.000 euros, añadió.