La oposición niega que exista libertad de expresión en Venezuela, como afirma Moratinos

LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL | CARACAS
Actualizado:

La denominada Mesa Democrática, que agrupa a todos los partidos de la oposición venezolana, rechazó ayer las declaraciones del canciller español Miguel Angel Moratinos, quien aseguró que en Venezuela “existe un nivel satisfactorio de libertad de expresión y de prensa”.

Acompañado por una nutrida representación de empresarios el ministro español estuvo la semana pasada de visita en Caracas donde se reunió con el presidente Hugo Chávez para firmar acuerdos de cooperación bilateral. Sin embargo en su siguiente escala de Brasil tuvo la ocurrencia de elogiar el nivel de libertad de expresión cuando el gobierno venezolano arremetía contra los medios, cerrando de forma masiva las primeras 34 emisoras de radio de un total de 240 que van a ser afectadas próximamente.

La agrupación opositora, representada por Felipe Mujica, Juan José Molina y Antonio Sánchez, entregó a la Embajada de España en Caracas su comunicado. Mujica señala que las declaraciones de Moratinos son “desacertadas, están fuera de contexto y no se corresponden con lo que está pasando en el país”.

Dijo que la opinión del canciller español “lejos de fortalecer a las fuerzas democráticas venezolanas, contribuyen a ocultar y falsear la verdad de lo que acontece aquí, sobre todo a la luz de lo ocurrido recientemente cuando fueron cerradas 34 emisoras de radio y se anunció la Ley de Delitos Mediáticos –fue congelada por el parlamento- donde está claramente marcada la voluntad autoritaria del régimen”.

También se refirió a que Moratinos dijo que Chávez había ganado limpiamente las elecciones, lo que en su opinión es “repudiable por cuanto obvia el absoluto control que tiene el Ejecutivo Nacional sobre instancias y organismos electorales y el descarado ventajismo con el cual actúa”.

La Mesa Democrática pide mayor solidaridad al gobierno de España y “una rectificación inmediata por parte del canciller” porque más allá de los negocios que vino hacer con el gobierno venezolano “la democracia no puede ser supeditada a otro tipo de intereses”.