La oposición exhorta a Maduro a rectificar con urgencia sus medidas monetarias

Culpa al gobierno venezolano de generar un caos inducido por el «corralito» de los billetes de 100 bolívares. La crisis ha derivado en saqueos y protestas

Corresponsal en CaracasActualizado:

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática ha endurecido su posición frente al presidente Nicolás Maduro a quien le exhorta rectificar con urgencia las medidas económicas y monetarias que han conducido a los venezolanos a un profundo malestar por la sequía del dinero al no poder disponer de los billetes viejos como tampoco de los nuevos en la víspera de la navidad.

Las consecuencias de prohibir la circulación del billete de 100 bolívares han llevado a los venezolanos a situaciones extremas como saqueos y protestas en diversas ciudades del interior que han sido enfrentadas con represión de las fuerzas de seguridad este viernes.

El comunicado de la alianza opositora señala que la situación de zozobra y honda preocupación que el régimen ha generado en todo el país, desde el pasado domingo 11 de diciembre, cuando intempestivamente anunció el retiro de circulación del billete de más alta denominación, ha terminado produciendo este viernes una situación de profundo malestar que se ha expresado en protestas populares espontáneas, algunas de las cuales han terminado por afectar la precaria infraestructura comercial que presta servicio en las barriadas de varias ciudades.

«Las Navidades 2016, muy duras ya al estar signadas por la escasez, la carestía y el hambre, por la falta de alimentos y hasta de billetes de curso legal para adquirirlos, ahora están también afectadas por este caos que con violencia amenaza a la familia venezolana», subraya.

Rectificar las medidas

Por consiguiente «urgimos al régimen a rectificar con rapidez las decisiones de índole económica y específicamente monetaria que tanta ansiedad, incomodidad y molestia han generado en todos los venezolanos, particularmente en los más humildes, que son precisamente la población no bancarizada».

También denuncian ante el mundo que el pueblo venezolano ha sido sometido a una «situación de caos inducido desde el gobierno, con la adopción de medidas que han saboteado al aparato productivo generando escasez y carestía, que han agredido a empresarios y trabajadores en el ejercicio de su constitucional derecho al desarrollo de lícitas actividades productivas, y que en los últimos días han determinado incluso un boicot oficial al derecho de los venezolanos a usar su propio dinero para satisfacer hasta sus más básicas necesidades como alimento y transporte».

Por último, ratifican que la MUD «está unida y al servicio del pueblo. Toda diferencia que entre nosotros pueda existir será resuelta mediante el debate respetuoso y solidario. Exhortamos a los partidos a que, en la búsqueda de la verdad, apliquen las sanciones disciplinarias necesarias y a producir los correctivos que haya que introducir para que el país pueda contar con una Unidad Democrática que esté a la altura de las exigencias del pueblo y de la historia en esta muy dura hora que vive la República».

Se refieren a que este jueves, la Asamblea Nacional no pudo designar a los dos rectores del Consejo Nacional Electoral como lo tenía previsto por falta de quorum. Dos diputados faltantes a la sesión prevista son del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) y fueron expulsados del partido de Manuel Rosales.

Muertes en los disturbios

A la tensión por la situación económica se suma el malestar popular que, por el momento, se ha saldado con tres víctimas mortales. Tres personas han muerto en la localidad venezolana de El Callao, en el estado Bolívar (sur), tras los disturbios a causa de fallos y la distribución del suministro de dinero en efectivo, según ha informado el diputado de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Ángel Medina, de la oposición.

«Autoridades municipales me confirman tres fallecidos en El Callao, un comerciante asiático, un hombre y una mujer. Saldo lamentable», ha manifestado el parlamentario a través de la red social Twitter.

Medina ha señalado a Efe que más de 30 locales comerciales en El Callao fueron «saqueados» y «destruidos». Ha agregado que también hubo disturbios en el municipio Roscio, que pertenece a la misma entidad sureña. «Hubo saqueos y destrozos en comercios del municipio Roscio y del municipio Sifontes, los tres son municipios mineros del estado», ha concluido.