Inmigrantes llegan a las costas de España
Inmigrantes llegan a las costas de España - AFP

La ONG Open Arms denuncia que Italia viola la ley al devolver a los inmigrantes a Libia

Un remolcador ha salvado a 108 personas que navegaban con gran dificultad y los desembarcó en Tripolí

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nunca había sucedido nada igual. Un remolcador, el Asso 28, con bandera italiana, ha salvado a 108 inmigrantes que navegaban con gran dificultad en una lancha neumática, y los ha devuelto de nuevo a Libia, país del que habían partido, desembarcando en el puerto de Trípoli. Así lo han denunciado diversas organizaciones no gubernamentales, como la española Proactiva Open Arms. Esta ONG destacó que la Guardia Costera italiana había participado en la coordinación de ese salvamento.

Ese remolcador es uno de los medios que operan en apoyo de las plataformas petrolíferas italianas en la zona. Es la primera vez que se produce una acción de este tipo y la ONG considera que se ha violado el Derecho internacional, por el que las personas salvadas en aguas internacionales deben ser trasladadas a un «puerto seguro». La convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar define en qué consiste un puerto seguro: «Es un lugar donde las operaciones de rescate pueden llevarse a término y donde la vida de las personas rescatadas ya no corra peligro, tengan sus necesidades cubiertas, como medicinas, refugio y comida, y donde haya la posibilidad de facilitar transportes para su destino definitivo».

La Comisión europea y la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) afirman que Libia no reúne esas condiciones para ser considerado un lugar seguro donde desembarcar personas rescatadas en el Mediterráneo. La portavoz de la Comisión europea, Natasha Bertaud, ha comentado que en Libia «las violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes son denunciadas regularmente por organismos nacionales e internacionales».

A bordo del Open Arms se encontraba el parlamentario italiano Nicola Frantoianni, de Izquierda Italiana, quien ha dado gran repercusión a la denuncia: «Hemos asistido al primer rechazo en mar de un grupo de inmigrantes. Se ha cumplido una violación del derecho internacional que prevé en estos casos el transporte de las personas salvadas hacia un puerto seguro. Están las pruebas de la violación». Nicola Frantoinanni ha sido desmentido por el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Matteo Salvini: «La Guardia Costera libia en las últimas horas ha salvado y llevado a puerto a 611 inmigrantes. ¿Las ONG protestan y los traficantes de seres humanos pierden sus negocios? Bien, nosotros seguimos adelante así», escribió Salvini en Facebook.

España supera a Italia

La satisfacción de Salvini parece evidente, puesto que los desembarcos en Italia se han reducido drásticamente en los últimos meses, una demostración de que vuelven a funcionar los acuerdos de Italia con Libia. Desde el 1 de enero hasta el 18 de julio, en Italia desembarcaron 17.838 inmigrantes, cifra superada por España con 18.653. Y solo mes y medio llegaron 4.397 a aguas italianas por los 10.503 desembarcaron en las costas españolas, según datos de la agencia ANSA.