Obama saca una amplia ventaja a Romney entre la población hispana
Mitt Romney en un acto reciente con la Coalición Latino y su presidente Héctor Barreto - afp

Obama saca una amplia ventaja a Romney entre la población hispana

El aspirante republicano contraataca organizando actos específicos entre los hispanos. Necesita el 40 por ciento del voto de esta población para lograr la presidencia

corresponsal en washington Actualizado:

Las encuestas marcan un gran empate entre el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, cuando aún faltan seis meses para las presidenciales en los que la evolución del voto en estados concretos determinará el resultado. Un elemento crucial en decantar la balanza es el voto hispano y un último sondeo es toda una advertencia para Romney: entre los hispanos, el candidato respublicano solo cuenta con un 27% de intención de voto, frente al 61% de Obama.

Tomado el conjunto del electorado, Obama obtiene el 47% de apoyo y Romney el 46%, según los datos de ayer de Gallup, coincidentes con el resto de encuestas, algunas de las cuales sitúan al exgobernador de Massachusetts ligeramente por encima. Pero el desequilibrio en cuanto a la población hispana es notorio. Los analistas consideran que para ganar, Romney necesita llegar al 40% que George Bush obtuvo en 2004. En 2008, John McCain logró solo el 31% del voto hispano, ante el atractivo que supuso esos inmigrantes y sus familias la candidatura de Obama.

En estos momentos la diferencia entre ambos en cuanto al apoyo hispano sería de 34 puntos, de acuerdo con una encuesta de WSJ/NBC. El 40% de los hispanos tiene una imagen negativa del Partido Republicano y el 35% la tiene de Mitt Romney; solo el 22% tiene una idea favorable de los republicanos y el 26% de su candidato. En cambio, Obama es visto más de modo favorable (58%) que desfavorable (23%).

Con todo, el candidato a la reelección puede tener un problema con el menor entusiasmo electoral que hoy sienten los hispanos respecto a hace cuatro años, cuando votaron once millones de ellos (9% de los votantes). Solo el 56% de los hispanos se declara muy interesado en las elecciones, frente al 69% de los blancos no hispanos y el 78% de los afroamericanos.

La percepción negativa de Romney está en gran parte influenciada por su campaña en las primarias, en las que se pronunció de modo muy rectrictivo en materia de inmigración. Una vez aseguraba la nominación, ha comenzado a abrir algo la mano sobre la inmigración ilegal, pero aún no ha dado pasos sustanciales para aproximarse al electorado hispano.