Putin y Obama conversan durante la cumbre del G20
Putin y Obama conversan durante la cumbre del G20 - REUTERS

Obama insiste en que EE.UU. acogerá a 10.000 refugiados sirios pese a los atentados de París

El Gobierno estadounidense respondió así a la negativa de varias decenas de estados, en su mayoría con gobernadores republicanos, que han anunciado su oposición a acoger refugiados

WashingtonActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha reiterado este miércoles que mantiene su plan de recibir a 10.000 refugiados sirios, pese a la reticencias de una treintena de gobernadores, la mayoría de estados republicanos, a acogerlos tras los recientes atentados de París

«Daremos refugio a al menos 10.000 personas que escapan de la violencia en Siria durante el próximo año, tras pasar los mayores chequeos de seguridad», afirma Obama en su cuenta oficial de la red social Twitter. «Aquí, nuestra objetivo es dar refugio a los sirios más vulnerables: mujeres, niños y supervivientes de tortura», subraya el gobernante.

«Dar la bienvenida a los más vulnerables del mundo que buscan la seguridad de Estados Unidos no es algo nuevo para nosotros. Hemos recibido de manera segura a tres millones de refugiados desde 1975», dice el presidente.

En Manila, donde asiste a la XXIII Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), Obama critica la «retórica» de los dirigentes del Partido Republicano sobre la crisis de los refugiados, al acusarles de estar «asustados de que viudas y huérfanos vengan a EE.UU. como parte de nuestra compasión tradicional».

El mandatario hace esos comentarios después de que a última hora de ayer martes la Casa Blanca mantuviera una llamada telefónica con más una treintena de gobernadores, ante los que defendió sus procedimientos en el proceso de acogida de refugiados sirios y les garantizara que se impondrán los controles «más rigurosos».

El Gobierno estadounidense respondió así a la negativa de varias decenas de estados, en su mayoría con gobernadores republicanos, que han anunciado su oposición a acoger refugiados y alegado motivos de seguridad tras los atentados del pasado viernes en París, en los que murieron 129 personas y más de 350 resultaron heridas.