Barack Obama y su hómologo surcoreano en la rueda de prensa posterior a su encuentro en la Casa Blanca / EFE
Barack Obama y su hómologo surcoreano en la rueda de prensa posterior a su encuentro en la Casa Blanca / EFE

Obama advierte a Corea del Norte que «sus tácticas no funcionarán esta vez»

EFE | WASHINGTON
Actualizado:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que el programa nuclear y balístico de Corea del Norte es "una grave amenaza" para Asia y el mundo entero, y reafirmó la alianza de su país con Corea del Sur.

Obama se reunió hoy con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, y después, en declaraciones en la Rosaleda de la Casa Blanca, el mandatario estadounidense aseguró que la respuesta de los dos países al desafío nuclear de Pyongyang será una "decidida defensa de nuestra seguridad".

El encuentro entre Lee y Obama, el segundo tras el que tuvo lugar durante el la cumbre del G-20 en abril, se celebra tras el anuncio por el régimen de Pyongyang, el sábado pasado, de su intención de iniciar el proceso de enriquecimiento de uranio y utilizar el plutonio que almacena con fines armamentísticos.

Corea del Norte hizo ese anuncio en respuesta a la última tanda de sanciones que le ha impuesto la ONU por el ensayo nuclear del 25 de mayo y el lanzamiento de misiles.

Obama señaló que EEUU y otros países "deben perseguir un esfuerzo sostenido y firme" para poner en práctica las sanciones de la ONU, que impone un embargo a las exportaciones de armas de Corea del Norte, amplia la prohibición de sus importaciones de armamento y permite la inspección de barcos y aviones sospechosos de estar implicados en estos intercambios.

Los dos mandatarios reafirmaron su compromiso con la "desnuclearización completa de la península coreana", y la "fortaleza de nuestra alianza", así como la firmeza de EEUU de "defender a Corea del Sur" ante la amenaza de Pyongyang.

Obama y Lee abordaron las medidas que están tomando EEUU y Corea del Sur junto a sus otros socios en las conversaciones a seis bandas -Rusia, China y Japón- para dejar claro a Corea del Norte que "no encontrará seguridad o respeto a través de amenazas y armas ilegales", explicó el presidente estadounidense.

El presidente agregó que el mundo debe "romper con el patrón de comportamiento del pasado" de premiar y dar ayuda a Pyongyang mientras que el régimen de Kim Jon-il continúa sus actividades nucleares.

"Existe otra vía para Corea del Norte, una vía que lleva a la paz y a las oportunidades económicas para sus ciudadanos, así como a su plena integración a la comunidad internacional", afirmó Obama.

Pero Pyongyang sólo puede alcanzar esta meta mediante "negociaciones pacíficas" que tengan como fin último "la plena y verificable desnuclearización" de la península norcoreana.

"Ésa es la oportunidad que existe para Corea del Norte y el presidente Lee y yo nos sumamos a la comunidad internacional a la hora de instar a Pyongyang a que la aproveche", indicó Obama. Seúl y Washington "no permitirán de ninguna manera que Corea del Norte posea armas nucleares", señaló por su parte el presidente Lee