Vídeo: EP

El número de víctimas del derrumbe en Génova asciende a 42

Mirko Vicini, un trabajador de 31 años de la municipalidad genovesa de Amiu, se ha unido a los fallecidos en la tragedia del puente Morandi

RomaActualizado:

La Policía italiana ha elevado a 42 el número de muertos por el desastre del colapso del puente Morandi en Génova tras el hallazgo de los restos mortales de la última persona a la que se tenía por desaparecida.

Se trata de Mirko Vicini, trabajador de 31 años de la municipalidad genovesa de Amiu. Hay que decir, sin embargo, que la cifra de muertos aumentará ya que solo se están confirmando los fallecimientos de los cuerpos identificados.

Previamente los bomberos habían encontrado esta pasada noche a una familia de tres personas muerta bajo los escombros, constituida por una pareja y su hija de nueve años, tal como han confirmado fuentes oficiales a Sky Italia.

Los fallecidos fueron identificados como Cristian y Dawna Cecala y su hija de nueve años, Kristal, cuyos cuerpos sin vida han sido ya extraídos por los servicios de recuperación.

El automóvil encontrado completamente aplastado bajo un gran bloque de cemento que formaba parte del pilón de la estructura derrumbada cerca de la orilla izquierda del río Polcevera.

El Gobierno ya ha anunciado de una investigación administrativa para determinar las causas del colapso del puente y el proceso para revocar la licencia de explotación concedida a Autostrade, la empresa que gestiona el 80 por ciento de la red viaria de Italia. La Fiscalía lleva a cabo una investigación penal.

La sección central del puente, ubicado entre las ciudades de Polcevera y Génova y que conecta dos autopistas, se derrumbó en torno al mediodía del martes por causas que aún se desconocen.

Funeral de estado

Hoy se ha celebrado el funeral de Estado por todas las víctimas, oficiado por el cardenal y arzobispo de Génova, Ángelo Bagasco, y con la presencia del presidente de la República, Sergio Mattarella, y del primer ministro, Giuseppe Conte.

El funeral ha estado envuelto en la polémica ya que 20 de las familias de las víctimas han decidido no participar en las exequias públicas y han preferido una ceremonia privada.