Domicilio de Lubcke, donde se produjo el asesinato político
Domicilio de Lubcke, donde se produjo el asesinato político - AFP

Dos nuevos detenidos por el asesinato del alcalde alemán a manos de un radical neonazi

Los arrestos apuntan a que tras la muerte del político conservador se encontraba una célula de la ultraderecha

Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La investigación sobre el asesinato del alcalde conservador de Kassel, Lübcke, ha llevado esta madrugada a la detención de otros dos sospechosos. Basándose en las declaraciones del asesino confeso, Stephan Ernst, la policía ha detenido a un presunto traficante de armas de Renania del Norte-Westfalia y al presunto mediador del negocio entre Ernst y el traficante, domiciliado en Kassel. Estas dos detenciones abundan en la hipótesis de que Ernst no actuó solo sino que contaba con apoyo financiero y logístico, así como en la sospecha de que fue un asesinato largamente planeado.

Ambos detenidos están siendo investigados por ayudar e instigar el asesinato y han comparecido ya ante el magistrado para que les tome un primera declaración. Además de las detenciones, la policía ha llevado a cabo un registro en las viviendas de los dos sospechosos y ha descubierto un alijo de armas, siguiendo las instrucciones de Ernst, que sabía dónde estaban escondidas. El periódico de Múnich "Süddeutsche Zeitung" informaba a primera hora sobre todo ello y un portavoz de la comisión especial investigadora se ha limitado a confirmar: “que ha habido acciones policiales en diferentes lugares".

El abogado defensor de Stephan Ernst ha confirmado además que su cliente ha reconocido que cometió el asesinato del presidente del distrito de Kassel, Walter Lübcke, sugiriendo que ha llegado a algún tipo de trato con la fiscalía para obtener algún beneficio a cambio de información que pueda ayudar a desmantelar la posible célula terrorista de extrema derecha que podría haber detrás del crimen. Posiblemente hará declaraciones públicas "en un futuro cercano", ha dicho el abogado. Anteriormente, el fiscal general Peter Frank informó en una reunión especial de la comisión de Interior del Bundestag que Ernst había reconocido que fue el autor del asesinato y que en su primera declaración afirmó que había preparado y llevado a cabo el acto en solitario.

Ernst permanece bajo custodia judicial desde mediados de junio. El alemán de 45 años tiene un largo historial como extremista violento de derecha, crímenes violentos, violaciones de la ley de armas, delitos contra la propiedad y delitos homicidas. El presidente del gobierno de Kassel, Walter Lübcke, fue asesinado en el jardín de su casa la noche del 2 de junio, en Wolfhagen-Istha, Hessen, de un disparo en la cabeza realizado a muy poca distancia y a la altura de la oreja derecha. En las redes sociales el asesinato fue celebrado por círculos de la extrema derecha. La Fiscalía Federal clasifica el crimen como un asesinato político con antecedentes extremistas de derecha.