Varios integrantes del nuevo gobierno griego juran su cargo este mediodía en Atenas - REUTers

Los conservadores griegos obtienen dos carteras en un gobierno en el que entra la extrema derecha

Toma posesión el primer Ejecutivo de coalición de la historia en Grecia. El socialista Evangelos Venizelos conserva la cartera de Finanzas

corresponsal en atenas Actualizado:

El nuevo primer ministro griego, Lucas Papademos, ha jurado esta tarde su cargo con todos sus ministros en el Palacio Presidencial, ante el Arzobispo de Atenas. Papademos preside el primer gobierno de coalición de la historia griega, con participación de socialistas, conservadores y miembros del partido de extrema derecha LAOS (Partido Ortodoxo Popular). Los dos restantes partidos de la izquierda, comunistas y radicales, no han aceptado participar, ya que consideran que el actual parlamento no representa al pueblo y se deberían haber convocado elecciones generales anticipadas hace ya muchos meses.

El nuevo gobierno mantiene los dos viceprimeros ministros: Teodoros Pangalos y Evangelos Venizelos, que conserva la cartera de Finanzas. El antiguo Comisario europeo de Medio Ambiente, diputado y ministro, el conservador Stavros Dimas, será ministro de Exteriores. Las restantes carteras se han dividido entre los tres partidos, con los socialistas conservando varios ministros claves, que ahora son calificados como «los reformistas».

Composición

- Además de Venizelos en Finanzas y de Pangalos como viceprimer ministro, siguen en el gobierno los socialistasAndreas Loverdos en Sanidad, Ana Diamantopulu en Educación, Dimitris Repas en el de Reformas Administrativas, Costas Skandalidis en el de Desarrollo Agrícola y Mikalis Crisocoidis en el de Desarrollo. El hasta ahora ministro de Infraestructuras, Yanis Ragusis, considerado por los analistas como el posible sustituto de Yorgos Papandreu a corto plazo, no ha entrado en este gobierno. Su cartera pasa a manos del diputado de extrema derecha Makis Voridis. Tasos Yanitsis, antiguo ministro que había programado la reforma de las pensiones hace diez años -algo que entonces le costó el puesto- será responsable de Interior.

- Los conservadores, además del ministro de Exteriores Stavros Dimas, tienen un peso pesado, Dimitris Avramopulos, diputado y antiguo ministro que ha dejado esta mañana su escaño para poder ser ministro de Defensa. Dos conservadores (que no son diputados) ahora en el gobierno son Yani Murmura (Finanzas) y Constantino Arvanitópulo (Educación), hombres del partido y de la total confianza de Samaras. Y el exdiputado conservador Petros Alevizatos formará parte del equipo del Ministerio de Cultura en los temas de turismo.

- El partido de extrema derecha ha obtenido altos cargos en algunos ministerios, como en el de defensa con Yorgos Georgiu (un antiguo embajador hasta ahora eurodiputado), además de la ya citada cartera de Infraestructuras.

En el nuevo gobierno no participan ni Yorgos Papandreu, que sigue encabezando su partido PASOK y la Internacional Socialista, ni el conservador Andonis Samaras. Además de la salvación del país de una suspensión de pago casi inmediata, están pendientes de las elecciones que en principio tendrán lugar el 19 de febrero.

8.000 millones imprescindibles

El nuevo gobierno, además de reunirse inmediatamente en consejo de ministros, pasará por el Parlamento en estos días para que Papademos se dirija en un discurso a la Nación y reciba el voto de confianza lo antes posible. Algo que ya no tendrá a los griegos y al resto de la Eurozona contando diputados a medianoche, como hasta ahora: los socialistas tienen 153 escaños, los conservadores 85 y la extrema derecha, 16. En total 254, una mayoría sin precedentes. Serán muchos mas de los 180 necesarios para aprobar el nuevo presupuesto, la reforma fiscal y otras medidas que reducirán el sector público, además del nuevo acuerdo de rescate financiero, ya que una escisión de los radicales (Izquierda Democrática) liderada por Fótis Kuvélis, apoyará también a este gobierno.

El lunes, los líderes de la «troika» (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional ) regresan a la capital griega y seguirán su trabajo. La sexta parte del primer rescate, que en principio se esperaba para septiembre, aún no ha llegado a Grecia y esos 8.000 millones de euros son imprescindibles para pagar sueldos y pensiones de mas de 700.000 empleados públicos y dos millones de pensionistas empezando por los de la Seguridad Social -así como gastos tan vitales como las gasas de los hospitales públicos- de noviembre y diciembre.

A pesar del alivio general con este anuncio de gobierno, las decisiones a tomar son delicadas y con alto precio político en un país casi paralizado por el clientelismo político y la corrupción general. Junto con la oposición cerrada y agresiva de los partidos comunista y radical, asi como la de los sindicatos, se esperan muchas protestas empezando el 17 de Noviembre, fecha que conmemora el levantamiento de los estudiantes contra la junta militar que tuvo lugar en 1973 en la Universidad Politécnica de Atenas. A ello hay que añadir un desempleo oficial que superó el 18% en agosto, mes con mucha actividad turística, lo cual hace prever aun mas parados en septiembre. Es un hecho que cuatro de cada diez jóvenes está oficialmente en el paro y sólo quienes tienen estudios se van a trabajar al extranjero, mientras que los restantes se quedan en el país... y protestan contra la recesión en las calles.