Así es el nuevo calendario para el Brexit: ¿qué opciones tienen ahora los británicos?

El 12 de abril es el nuevo 29 de marzo, es decir el Día D del Brexit. Entretanto, dos millones y medio de personas han pedido ya al Gobierno de Theresa May que revoque el Artículo 50

Actualizado:

La UE ha pasado a tener el control de las fechas del Brexit, con la elección del Consejo Europeo del 12 de abril -y no el 29 de marzo como hasta ahora- en caso de no aprobarse en la Cámara de los Comunes en tercera votación el acuerdo de salida.

Los británicos tienen varias opciones sobre la mesa, pero con el riesgo de caerse por el precipicio aplazado por un par de semanas:

Brexit con acuerdo el 22 de mayo, un día antes de dar comienzo las elecciones europeas, siempre que la Cámara de los Comunes vote -¿a la tercera va la vencida?- por el acuerdo de salida (si el presidente John Bercow lo permite). El presidente francés, Emmanuel Macron, le da 5% de posibilidades a este escenario; el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, es más optimista y le da un 50%.

Brexit sin acuerdo el día 12 de abril. Para no estar hasta el último minuto de la próxima semana viendo cómo esquivar el abismo, los líderes europeos han acordado que el nuevo Día D sea en tres semanas y no el próximo viernes. De esta forma, el Reino Unido tiene hasta el 12 de abril para idear un plan o verse abocado a la temida salida abrupta de la Unión Europea.

Prórroga larga que conllevaría la participación de los británicos en las elecciones europeas (23-26 de mayo). Esta posibilidad podría frustrar la salida británica de la Unión Europea, abriendo un abanico de posibilidades, especialmente la de la revocación del artículo 50, unas nuevas elecciones generales o un segundo referéndum.

Según ha tuiteado el analista Christian Bluth, «todas estas opciones requerirían más tiempo (excepto tal vez la revocación del artículo 50). ¿Daría la UE más tiempo a la política británica para resolver ese caos? Después de las divisiones visibles anoche, mi conjetura es que la probabilidad es 50:50».

Entretanto, dos millones y medio de personas han pedido ya al Gobierno británico que revoque el Artículo 50, que activó Theresa May el 29 de marzo de 2017 y por el que «cualquier Estado miembro podrá decidir retirarse de la Unión de conformidad con sus propios requisitos constitucionales». A los dos años de la notificación, es decir el próximo viernes, los Tratados dejarán de aplicarse, a menos que el Consejo Europeo, de acuerdo con el Estado miembro interesado, decida por unanimidad ampliar este plazo, que es lo que pasó anoche.