Nueva York declara la guerra al móvil en los pasos de peatones

Un proyecto de ley contempla multas de entre 25 y 250 dólares a los viandantes que utilicen sus dispositivos al cruzar las calles

Actualizado:

Cada año, sólo en Estados Unidos, mueren al menos 6.000 personas en algún cruce de peatones, según cifras de la organización National Safety Council. Ahora, una ley en el estado de Nueva York pretende reducir ese número de fallecimientos con la prohibición del uso de teléfonos móviles a quienes estén cruzando una calle, bajo riesgo de multa de hasta 250 dólares (220 euros).

La ley, que fue presentada en el parlamento de Nueva York el 14 de mayo por el diputado Félix Ortiz y el senador estatal John Liu, establece que «los peatones no podrán usar dispositivos electrónicos portátiles mientras cruzan una calzada». Define, además, qué entiende por «dispositivos electrónicos portátiles»: móviles, tabletas, portátiles, videoconsolas y cualquier aparato que permita «escribir, enviar, recibir y leer mensajes de texto».

Si se llega a aprobar, la ley incluirá una serie de excepciones, sobre todo para aquellos peatones que necesiten contactar con los servicios de emergencia durante un accidente. Tampoco se aplicará a agentes de policía o bomberos durante el ejercicio de sus funciones. Las multas a los infractores empiezan en los 25 dólares hasta el máximo de los 250 para reincidentes o en casos graves en que se ponga en riesgo la seguridad de otros peatones.

Posiciones en contra

El proyecto de ley es ya uno de los más polémicos de la legislatura por la oposición que está encontrando, sobre todo por parte de los populares tabloides neoyorquinos. «The New York Post» la ha calificado de «completa idiotez». En un editorial, asegura que «la verdadera lección a aprender en este caso es que los legisladores tienen demasiado tiempo libre, mientras esperan que su jefe de filas les diga qué votar y cuándo. Como dice el dicho, las manos ociosas hacen el trabajo del diablo».

Según aseguran los autores de la ley en un comunicado conjunto, «enviar mensajes de texto mientras se camina por la calle es algo común, y lo cierto es que puede ser peligroso si no se anda con cuidado. La razón es simple: dificulta la capacidad de estar alerta. En los últimos años, a medida que los teléfonos inteligentes se han convertido en un hábito social de adolescentes y adultos, el porcentaje de accidentes se ha disparado».

No todos están de acuerdo. «Esto puede convertirse claramente en un exceso de celo por parte del gobierno», según Tim Kennedy, que preside la comisión de Transportes del Senado neoyorquino. Si la ley se mantiene en su actual forma, no dejará que se apruebe, ha advertido.

Para los defensores de estas medidas, las reacciones adversas son similares a las que provocó la prohibición de enviar mensajes de texto al volante, en vigor en Nueva York y otros estados a partir de 2000. Justo ahora se encuentra abierto el debate de si es legal llevar auriculares mientras se conduce. Nueva York, por ejemplo, permite llevar sólo un auricular en un oído, mientras la mayoría del resto de estados no multa por conducir con ellos puestos, sea para hablar al teléfono o para otros usos como escuchar música.